El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas inglés) proyectó que las exportaciones de carne argentina caerán un 11,5% durante 2020, en el escenario de un negocio exportador que se reconfigura al ritmo de la pandemia de coronavirus. De acuerdo al organismo norteamericano, Canadá, Brasil y México aumentarán sus ventas externas, mientras que China y Japón registrarán un incremento de sus importaciones. 

Los frigoríficos argentinos enfrentan un panorama de ventas más fluidas a China pero con una fuerte caída en los precios de la tonelada exportada a ese país y un mercado europeo que muestra leves signos de reactivación.

En 2019 y de acuerdo a estadísticas públicas y privadas, Argentina exportó 840.000 toneladas de carne bovina, con el gigante asiático como destino excluyente. De cumplirse esta proyección, las ventas cerrarían el año sobre las 740.000 toneladas. 

“El Covid 19 desacomodó todas las expectativas de producción y consumo a nivel mundial” señaló Carlos Riusech (h), gerente del frigorífico Gorina, ante una consulta de BAE Negocios. El directivo estimó que en materia comercial “se percibe un mercado más complejo, con menor fluidez en el caso de China y algo más Europa con cortes enfriados, pero no sabemos hasta cuándo será”. 

Con respecto al gigante asiático, Riusech remarcó que “sigue con pedidos, pero este trimestre está más tranquilo”, mientras que en relación a Brasil, sostuvo que “está concentrado en China, situación que impacta en los precios”. 

La caída en las exportaciones alcanzarán también a grandes productores como Australia, que según el USDA caerán un 19,5% en 2020 y en menor medida, a Nueva Zelanda y Uruguay.