La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarios (CEEA), no alcanzó ayer ningún acuerdo para adoptar una medida de fuerza, como la que propuso Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) de ir a un cese de comercialización de granos y hacienda, y ante el llamado del ministro de Agricultura, Luis Basterra, manifestó su apuesta al diálogo.

Así, la Mesa de Enlace decidió supeditar la toma de medidas de fuerza en protesta por la suba de impuestos, a los resultados de una reunión que mantendrán con Basterra, la semana próxima, según informaron a través de un comunicado, luego de un encuentro mantenido en la sede de CRA, en la ciudad de Buenos Aires. "En el transcurso de la reunión el ministro de Agricultura se comunicó para convocarnos a tener un encuentro la semana próxima", precisó el escrito.

En consecuencia, las cuatro entidades integrantes de la CEEA, Federación Agraria Argentina (FAA), Sociedad Rural Argentina (SRA), CRA y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) determinaron "esperar a la reunión con Basterra la semana próxima y, luego de la misma y en función de sus resultados, definir los próximos pasos a seguir".

En el escrito titulado "La Mesa de Enlace analiza medidas", las entidades remarcaron que "luego de 60 días de haber asumido el nuevo Gobierno, se han tomado medidas contrarias a la producción, las que generaron malestar e incertidumbre, demostrado en asambleas, movilizaciones y reclamos de productores".