De acuerdo a estimaciones del sector privado, para el último trimestre del año se espera una liquidación de divisas por parte del complejo sojero que se ubiquen entre USD3.500 y USD.5.300 millones, que en existencias físicas representarían 7 y 10 millones de toneladas, respectivamente.

Con un ritmo de ventas menor al año pasado, de acuerdo a estadísticas oficiales se comercializaron hasta el 9 de septiembre pasado 31,3 millones de toneladas de soja de la campaña 2019/20, mientras en manos de los productores quedan 18 millones de toneladas sin vender. De esta manera, ya se comercializó más del 50% de la oleaginosa correspondiente al ciclo anterior.

En este contexto y según supo BAE Negocios, en algunos sectores del equipo económico consideran que las versiones que indican medidas oficiales para impulsar la venta de granos, como una rebaja temporal de retenciones o un tipo de cambio diferencial, son una forma de presionar para una devaluación del tipo de cambio oficial.

En declaraciones periodísticas, las entidades gremiales que componen la Mesa de Enlace alertaron esta semana, en relación a las medidas para el acceso cambiario dispuestas por el Banco Central, que: "las bases nos piden acciones contundentes". Uno de los puntos que reclaman los directivos es la brecha que se genera entre el valor del dólar que reciben por la venta de soja y el que deben emplear para la compra de insumos.

A precios actuales, y tomando como base las 18 millones de toneladas acumuladas por los productores y un precio FOB de USD410 por tonelada, queda pendiente un ingreso de divisas de USD7.400 millones. En esta cuenta no se incluyen las 8 millones de toneladas de soja que se encuentran con precio a fijar, de las cuales 1,5 millones de toneladas está en manos de los exportadores y 6,5 millones de toneladas a la industria aceitera.

Además del menor ritmo de ventas, un dato a tener en cuenta es la caída en la molienda de soja en agosto. Según publicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), durante ese mes completó 3,29 millones de toneladas, que se ubican por debajo de las 3,51 millones de toneladas procesadas en julio y de las 4,1 millones de toneladas molidas en agosto de 2019.

De acuerdo a proyecciones de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro Exportador de Cereales (CEC), las empresas agroexportadoras en Argentina molerían cerca de 38 millones de toneladas de soja en el 2020), un 9,5% menos en relación al año pasado. Según la BCR, la industrialización entre abril y agosto de este año es de 18,1 millones de toneladas, frente a las 20,7 millones de toneladas del mismo período del año pasado.

Más notas de

Andres Lobato

Trigo: caerá la cosecha, pero los precios compensarán las exportaciones

Se espera una mejora de los rindes en el sudeste de Buenos Aires

Anticipan subas en el precio de los cortes vacunos antes de fin de año

El consumo interno no supera la barrera de los 50 kilos anuales por habitante

Sin herramientas para asegurar precios, cae la actividad del complejo soja

Sin herramientas para asegurar precios, cae la actividad del complejo soja

Reclaman al Gobierno medidas que garanticen la exportación del trigo resistente a sequía

Preocupa la comercialización de esta variedad

Sin hablar de retenciones, Gobierno y el Consejo Agroindustrial buscan ley para impulsar exportaciones

La próxima reunión será el 4 de noviembre

Biocombustibles: empresas advierten que el aumento de precios del Gobierno no alcanza

Los fabricantes manifestaron que el aumento no alcanza

La sequía frenó la campaña comercial de soja y afecta más a la zona centro

Se esperan lluvias para mejorar los perfiles

Advierten baja rentabilidad en feedlots por suba en los valores de los terneros y el maíz

El nivel de encierre cayó por tercer mes consecutivo

El Gobierno recibe al campo con la mira puesta en consolidar liquidación de divisas

El Gobierno define si baja más retenciones

Agrodólares: crece la liquidación de soja

Las entidades del campo reclaman el fin de las retenciones