El precio de la soja tuvo un desplome de 20 dólares la tonelada en la apertura de la semana comercial en el Mercado de Chicago. La posición Septiembre de la oleaginosa  cotizó en 479,4 dólares la tonelada, mientras que los contratos con fecha Noviembre retrocedieron 7,3 dólares y cerraron en 478,8 dólares la tonelada.

Según la Consultora Granar, los fundamentos de esta caída deben buscarse en la liquidación de contratos ejercida por los fondos de inversión, ante las lluvias registradas en las principales regiones productivas de soja y maíz.  

Los subproductos sojeros acompañaron esta tendencia. La harina retrocedió 7,2 dólares y cerró en 383,1 dólares la tonelada, mientras que el aceite tuvo una fuerte caída de 22,49 dólares, para concluir en 1.328,92 dólaresla tonelada. Por su parte, el maíz se contrajo  en 6,99 dólares y se ubicó en 212,69 dólares la tonelada, en medio de las ventas ejecutadas por los fondos de inversión.

Por su parte,  y empujado por las pérdidas en granos gruesos, el trigo cedió 3,58 dólares y cotizó en 260,42 dólares la tonelada. La consultora remarcó que la posición agresiva de los fondos de inversión eclipsó, en cierto punto, dos noticias positivas para la demanda de soja norteamericana.

En primer lugar, el USDA confirmó ayer una nueva venta de soja 2021/2022 a China, por 256.000 toneladas. La segunda, en su reporte semanal sobre inspección de embarques, el organismo relevó despachos por 377.300 toneladas, por encima del rango calculado por los operadores, de entre 100.000 y 300.000 toneladas.