Los principales cultivos de la campaña 2020/21 generarán un 12% más de divisas en relación al año anterior, de acuerdo a la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Esta recuperación se dará más allá de la caída en el volumen de cosecha, que es de 7,5% con respecto al ciclo anterior, impulsada por el aumento en la cotización en soja y maíz, que presenta una línea ascendente desde mayo del año pasado.

La entidad bursátil calculó que si los precios se mantienen en los niveles actuales y no se presentan nuevos recortes en las estimaciones de producción, el valor interno de la cosecha argentina será de 28.500 millones de dólares, unos 2.300 millones más que en la 2019/20, de los cuales trigo, maíz y soja en conjunto representan el 83%.

Precio soja

En Chicago, la soja cotiza en 526,6 dólares la tonelada y el maíz 230,5 dólares. De esa cifra, el mayor aporte es realizado por la oleaginosa, con 13.410 millones de dólares, seguido por el cerela, con 7.090 millones de dólares. El podio lo completa el trigo, con 3.540 millones de dólares.

Al contabilizar los costos de comercialización de la producción total, que incluye transporte, impuestos y paritarias, entre otras variables, ascienden a 5.130 millones de dólares. De esta manera, los productores recibirán 23.350 millones de dólares, unos 2.350 millones de dólares más en comparación al año anterior, según la BCR.

En los tres primeros meses del año, el complejo soja cerró ventas por unos 5.025 millones de dólares, un 52% en relación al mismo período de 2020. Las operaciones comerciales fueron encabezadas por harina y pellets, con 3.152 millones de dólares, seguidas por aceite, con 1.551 millones de dólares y biodiésel con 257 millones de dólares

El dato a tener en cuenta es que, además del impulso de precios, un porcentaje considerable de las ventas que se esperaban embarcar en diciembre del año pasado fueron reprogramadas para enero, como consecuencia del cese de actividades en el puerto de Rosario por un conflicto gremial. La bolsa rosarina calculó que el valor de las exportaciones de harina y pellets prácticamente se duplicó respecto de mismo período del año pasado, mientras que aceite creció un 134% y biodiésel un 57%.

El alza en el precio del poroto de soja se extendió hacia los subproductos de la oleaginosa. En harina, los precios en Chicago  entre enero y marzo de este año promediaron los 467 dólares la tonelada, que representa una suba de 31% con respecto al mismo período de 2020. En paralelo, el aceite de soja promedio los 1.080 dólares por tonelada, un aumento de 90% al compararlo con el primer trimestre del año anterior.

El maíz también juega su partido

En este contexto, el maíz también suma dólares a la balanza comercial argentina, con un primer trimestre que cerrará con ventas externas cercanas a los 1.200 millones de dólares, en niveles similares a 2020 y por encima del promedio de los últimos cinco años, que fue de 968 millones de dólares.

En el primer trimestre del año se exportaron 5,73 millones de toneladas de este grano, en línea con el tonelaje promedio exportado en igual período durante los últimos tres años, que se ubicó en  6,4 millones de toneladas.

Para 2021, se espera que las exportaciones del complejo sojero superen por primera vez este año los 20.000 millones de dólares. La BCR analizó que este escenario es posible, con una mejora en los precios internacionales que permitirán apuntalar el ingreso de dólares.