Este jueves, funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación y personal de la seccional San Nicolás de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) y del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE) llevaron a cabo una tarea de inspección en la localidad de Ramallo, donde se encontraron indicios de explotación laboral sufrido por un grupo de trabajadores rurales.

Según informó el medio de la zona El Norte, la fiscalización fue en un predio perteneciente a la empresa Fiplasto, lindero a estancia Estrella Federal, en la localidad de Ramallo.

El Agrario pudo acceder a los detalles del operativo, que constatan condiciones indignas en peones hacheros que se dedican a la extracción de productos forestales. Fuentes del RENATRE informaron que en el operativo se relevaron 6 personas oriundas del interior de Santiago del Estero, con sueldos que se encuentran por debajo a lo establecido por la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA) para la actividad.

Las políticas de fiscalización implementadas por el RENATRE tienen como finalidad comprobar que los trabajadores y los empleadores estén debidamente inscriptos en el organismo y fortalecer las acciones que promuevan el trabajo decente y la lucha contra el trabajo informal, articulando con los todos los organismos que integran el Sistema Nacional de Inspección del Trabajo y la Seguridad Social.

Tal es así, que el RENATRE intervino en el operativo. Al respecto sobre las condiciones inhumadas de seguridad e higiene, tanto en el ámbito de vivienda como en las condiciones laborales informó que los alojamientos de los  trabajadores se encontraron con sanitarios inadecuados, baños químicos sin mantenimiento,  instalaciones de luz y gas precarias, techos con humedad, conexiones eléctricas sin el aislamiento correspondiente,  ausencia de productos sanitizantes y falta de agua potable, etc.

A esto se le suma que “para su traslado no cuentan con movilidad, ante alguna emergencia o caso fuerza mayor solamente cuentan con la posibilidad de llamar un remis o esperar que pase el empleador por el lugar”, indicaron fuentes del Registro.

Por último, en cuanto a la comida "es abonada por los trabajadores que solo reciben un bono mensual por parte de la empresa de $7000 en el cual también tienen que incluir el gasto del remis para realizar la compra”, informaron desde el RENATRE.

El accionar de la fiscalización se dio a través de UATRE San Nicolás que tomó cartas en el asunto realizando –el viernes pasado- una inspección del lugar. Al constatar el estado de situación, desde la secretaría de UATRE San Nicolás se llevó a la mesa del RENATRE la gravedad de las condiciones de trabajo en las que desempeñan sus tareas estos peones. Fue entonces que el Registro informó al Ministerio de Trabajo de la Nación.

Seguí leyendo: Crean la Mesa Nacional Vitivinícola

Más notas de

ElAgrario.com  

Carinata, bien desde el principio

Cucamelón: Poderoso el chiquitín

Resoluciones CNTA 61 a 84 del 2021

Indicios de explotación laboral en un establecimiento agrícola de Santa Fe

El RENATRE detectó varios casos de presunta explotación laboral

La UATRE nuevamente de luto

El RENATRE ofreció su estructura para vacunar de forma prioritaria a trabajadores rurales mayores de 60 años

Se inauguró una sala láctea en una escuela agraria en Mar Chiquita

En 2020 se certificaron 132 mil toneladas de productos orgánicos

CASFEG y APAMA unidas para desarrollar nuevas variedades de arándanos entrerrianos