Los casi cien días de cuarentena en el área metropolitana de Buenos Aires dejarán imágenes inéditas para la posteridad: gente con máscaras y barbijos caminando por las calles, largas filas en las veredas, cumpleaños por zoom. ¿Pero cuáles son las postales que recordaremos de vida durante la pandemia en los rincones más alejados de la capital del país? La foto de Joaquín con su caballo Piñonero en Varvaco, provincia de Neuquén, será una de ellas.

“Mi sobrino Joaquín, de 6 años, vino a visitar a la abuela a Varvaco y le agarró la cuarentena acá. Estuvo más de un mes sin ir a su casa en El Cholar, que queda a 100 kilómetros. Cuando flexibilizaron la cuarentena, Cocho, otro tío de Joaquín, lo llevó de paseo al puesto y le regaló un caballo”, cuenta a El agrario Martín Muñoz, guardafauna en Chos Malal y fotógrafo.

“Mirá, tío: ¡tiene barbijo como yo!”, dijo Joaquín cuando vio el caballo. Eso que parecía un barbijo era en realidad un morral de bolsa de arpillera que se coloca a los caballos para comer avena. ¿Qué nombre le vas a poner?, le pregunta su tío. “Piñonero”, dijo Joaquín.

El nombre del caballo está directamente relacionado con la actividad que realizan Cocho y otros tantos hombres de esa región neuquina: el piño es el grupo apretado de chivas que son arreadas por los puesteros. Cada año, los crianceros llevan su piño de chivas a las tierras de veranada, viajando durante una o dos semanas. En esos terrenos ricos en pastizales, las chivas engordan para luego volver.

“A Joaquín le gusta acompañar a su tío en los arreos y su sueño era tener su propio caballo con su montura”, contó Muñoz, autor de la foto icónica del caballo con “barbijo”.

Por su trabajo, Muñoz recorre paisajes patagónicos siempre acompañado por su cámara. Vive en Varvaco, una localidad del departamento Minas, en Neuquén, que tiene 600 habitantes y suele recibir turistas en busca de ríos y arroyos cristalinos, laderas y montañas. Tanto como los picos nevados, a Martín le gusta retratar el mundo de los crianceros y sus piños. Con la foto de su sobrino Joaquín logró además retratar una época: los largos días en que los argentinos vivimos en cuarentena.

 

Si te interesó esta nota te sugerimos que leas: Los gauchos mutantes

Más notas de

ElAgrario.com  

Australia proyecta una baja en la faena

Hoja verde: yerbateros esperan que se abone entre $45 y $48 en medio de la cosecha

Con el compromiso de Uatre, el INYM realiza mejoras para los trabajadores de la yerba mate

Misiones producirá autos y tractores eléctricos

Buscan crear una base de datos mundial sobre la producción animal

Catamarca apuesta a expandir la producción de litio

Uatre y Renatre juntos en el empoderamiento rural femenino

Desarrollo Productivo lanza tercera convocatoria para promoción de biotecnología

Proyecto Cannabis Medicinal en el centro de la escena

Creció el consumo de carnes alternativas