El economista Gabriel Delgado, designado interventor de Vicentin por el Gobierno nacional, explicó que Argentina puede generar hasta USD15.000 anuales en divisas adicionales si diversifica su matriz exportadora hacia el agregado de valor de la producción primaria, que deben estar acompañadas por iniciativas legislativas.

En los días previos a su nombramiento, Delgado participó en un ciclo virtual de conferencias, en donde dejó entrever su visión sobre los efectos de la pandemia en el sector agroindustrial, el rol del complejo agroexportador argentino y el aporte de las nuevas tecnologías a la economía nacional.

Del sur al mundo

En el marco del 7° Simposio Internacional “Del Sur al Mundo en 2030”, el economista abrió el juego y señaló que si bien la pandemia de coronavirus generará “nuevos alertas que no estaban en el radar y acelerará procesos”, existen oportunidades para montar nuevos ejes de desarrollo, que deberán ser acompañados con iniciativas legislativas.

Delgado expresó su preocupación por el perfil exportador de la agroindustria nacional, en donde se percibe una creciente primarización de los envíos y expresó que esta matriz debe virar hacia el agregado de valor. “No podemos exportar solo maíz” ejemplificó y citó el caso de Estados Unidos, que con una producción diez veces superior a la de Argentina (sobre las 400 millones de toneladas), prácticamente no vende al exterior granos.

El ex secretario de Agricultura nacional ve un escenario favorable para que nuestro país genere un cambio que le permita concretar exportaciones de alto valor agregado. “Argentina cuenta con el know how necesario para dar ese paso”, afirmó. En esta instancia, sostuvo que nuestro país podría generar entre USD 10 y 15.000 millones adicionales al año, con una bioindustria diversificada.