Automotrices prevén un impacto en la actividad y menos exportaciones

Las retenciones implican u$s500 millones por año

Fuerte malestar en las automotrices con las nuevas retenciones

Compartir

La reimposición de un esquema de retenciones para la industria automotriz sacudió los cimientos del sector. Sumada a la fuerte baja de los reintegros, la medida es tan grave que las terminales ya proyectaron que caerán las ventas al exterior este año, aunque esperarán al detalle oficial para dar a conocer una postura.

Fuentes de las automotrices señalaron ayer a BAE Negocios que "esto es un golpe a la línea de flotación para una industria que no tenía retenciones. Es un golpazo. Antes, las retenciones se compensaban con los reintegros pero te los sacaron y encima ahora ponen las retenciones". Cabe reseñar que la devolución de impuestos en operaciones de exportación se redujeron de 6,5% a 2% para las ventas al Mercosur, es decir a Brasil, el principal mercado, lo cual afecta seriamente la competitividad combinado con retenciones.

De acuerdo con los cálculos preliminares de las empresas nucleadas en la cámara Adefa, una retención de 3 pesos por dólar, con un tipo de cambio de 38 pesos, "es casi el 8% del valor de venta de exportación, lo cual significa unos 500 millones de dólares por año", estimaban ayer desde las fábricas. En esta línea, expresaron que "la combinación de menos reintegros y el cobro de retenciones para un sector netamente exportador es muy complejo. Más aún, el sector no está en condiciones de pagarlo", a menos que se produzcan recortes en los costos.

En cuanto a la industria autopartista, las fuentes indicaron que en el gobierno anterior las retenciones eran del 5%. Luego, pasaron a cero, y más adelante se ubicaron en el 7,5%. Actualmente, según fuentes de AFAC, se exportan autopartes por aproximadamente 1.500 millones de dólares.

Reunión con Brasil

En este contexto que limitará las posibilidades comerciales, el comité bilateral automotriz se reunirá hoy y mañana en Brasilia. El panorama no es sencillo ya que el gobierno de ese país redoblará su presión para que el "flex" entre el 2020 y 2022 sea de 1,7 dólares (por dólar importado, Brasil podría exportar 1,7) y saldrá al cruce de la postura argentina que quiere mantenerlo en 1,5 dólares.

Las autoridades brasileñas no aceptaron la postura de mantener el "flex" de 1,5 dólares por dos años más, posteriores al vencimiento del acuerdo que es en junio de 2020 y sólo aceptarán una prórroga del acuerdo si el flex es de 1,7 dólares, postura ya informada por este medio. "La intención del mayor socio comercial es que la fórmula que mide exportaciones e importaciones les permita mayor ventas a la Argentina", afirmaron las fuentes consultadas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias