Caputo propondrá a banqueros centrales que destinen 2% de sus reservas a comprar deuda emergente

Viaja mañana a Basilea, y expondrá la idea ante sus pares. Ya tiene el visto bueno del titular del BIS, Agustín Cartens

Compartir

Mendoza
Enviado Especial

El presidente del Banco Central, Luis Caputo, viajará mañana a Basilea para participar de la reunión de banqueros centrales que se realiza en la sede del BIS, el Banco Internacional de Pagos, con una propuesta bajo el brazo para que las entidades monetarias de los países desarrollados puedan comprar deuda de emergentes. Concretamente, el titular del Central, ya tiene el visto bueno del anfitrión, el mexicano Agustín Cartens, para exponer ante sus colegas y presentarles la iniciativa, que consiste en que, así como lo hicieron en sus propias crisis, en donde salieron a comprar titulos de deuda para ponerle un piso, los bancos centrales de países desarrollados puedan destinar una porción mínima de sus reservas para títulos emergentes.

“Voy con una propuesta concreta, y me van a dar el tiempo para que exponga, de que los bancos centrales de los países desarrollados puedan diversificar un porcentaje chico de sus reservas, que podría ser un 2%, en bonos de países emergentes que tengan un programa con el Fondo Monetario, que pueda ser canalizado con la administración del BIS, por ejemplo”, anticipó Caputo, durante una entrevista que le realizó el periodista José del Rio en la 39° Convención del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) en la ciudad de Mendoza.

El titular del BCRA detalló que ya les adelantó esta propuesta a más de un banquero central, entre ellos el titular del BIS, Agustín Cartens, y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, cuando hace dos semanas participó en Jackson Hole de la reunión anual que realiza la Reserva Federal de Kansas entre los principales hacedores de política monetaria. “Lo hablé con muchos banqueros a quienes les gustaría hacer algo más y aplicar políticas que ellos mismos aplicaron en sus propias crisis”, sostuvo y agregó: “a Cartens le pareció buenísima la idea y por eso nos va a dar tiempo para que la exponga ahí y ojala tenga resultados”.

Un alto directivo de un banco privado, que oía atento las palabras de Caputo consideró novedosa la iniciativa, aunque remarcó que llevará mucho tiempo. "Esto no se hace de la noche a la mañana. Hay muchas regulaciones y muchos debates internos para que puedan hacer eso", comentó.  

Según Caputo, esta propuesta busca canalizar el apoyo internacional a través en momentos de crisis a través de nuevos instrumentos más allá de lo que se pueda concretar a través del Fondo Monetario Internacional (FMI). “Hay mucho apoyo internacional, muchos más países querrían ayudarnos y esto normalmente se canaliza a través del FMI, pero hay muchas otras cosas que se pueden hacer y que y no necesariamente está el mecanismo”, explicó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias