El Enargas llama a las petroleras y las distribuidoras a negociar el precio del gas

El Gobierno desecha el "plan Aranguren" para el sector

Las gasíferas re discutirán contratos con petroleras

Compartir

Los efectos de la devaluación en el impacto de las tarifas, que comenzaron a ser rediscutidas en los contratos de provisión de gas entre petroleras y distribuidoras en mayo y junio informalmente, se regularizaron ayer a partir del llamado del ente regulador (Enargas) a las dos partes a renegociar los valores y ajustarlos a los nuevos precios del dólar. El Gobierno busca frenar el precio del gas en boca de pozo alrededor de los u$s4,50 para frenar la suba de las tarifas en un año difícil para la economía local.

De esta manera, Metrogas, Camuzzi, EcoGas, Gas Ban y las otras nueve distribuidoras gasíferas, deberán comenzar un debate con el nuevo Ministro de Energía, Javier Iguacel, quien ya se ha mostrado en favor de cambiar el acuerdo que el ex ministro Juan José Aranguren habria rubricado el 30 de noviembre del año pasado con petroleras y gasíferas. En este contexto-donde el petróleo Brent de referencia se ubica cerca de los u$s70, casi diez dólares menos de lo que costaba cuando renunció Aranguren- es que Iguacel quiere cambiar y por el que el gas el precio del gas en boca de pozo debía ir creciendo de los u$s 5,19 por millón de BTU en octubre próximo y trepar hasta los 6 dólares en el mismo mes de 2019. La meta de Iguacel para el precio del gas es que se mantenga en torno a los 4,50 dólares, por lo cual los aumentos de gas previstos para octubre serían mucho menores a los previstos por Aranguren.

Para esto, Iguacel tiene pensado liberar la negociación entre distribuidoras y petroleras, donde sin la intermediación del Estado, los precios podrían estabilizarse mas cerca de los u$s4 el millón de BTU, razón principal por la que la energía en la Argentina es una de las mas caras de la región. En rigor, señalan especialistas, la mayoría de los tarifazos se explican en la suba del precio del PIST (valor de producción de gas en boca de pozo), por el cual se paso de un valor inicial de u$s1,29 el millón de BTU en 2015 a u$s4,68 a principios de 2018. Dentro de esta realidad es que Iguacel desecho por completo una suba del BTU a u$s6,80 en 2019 - como impulsaba a Aranguren- por lo que en dólares el aumento del gas hubiera superado el 400% en dólares. Muy por encima de lo que se paga en Estados Unidos, donde se importa a 2,4 dólares el millón de BTU.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias