El Gobierno amplía el gasto en $40.000 M para hacer frente a subsidios en energía

La mitad se financiará con deuda interna. El déficit sube en $18.000 M

Cammesa recibirá $10.000 millones más

Compartir

El Gobierno nacional modificó ayer el Presupuesto 2018 mediante un decreto que amplió el gasto en unos $40.000 millones, principalmente para afrontar mayores subsidios a la energía y el transporte producto de la devaluación. De acuerdo a la resolución publicada en el boletín oficial, sólo $22.460 millones se financiarán con recursos, por lo que la medida implica un deterioro en el resultado fiscal de $18.087 millones, que se cubrirán con más deuda.

Según reza la decisión administrativa 1.605/2018, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) recibirá $10.000 millones más, en tanto a la ex Enarsa se le transferirán $12.000 millones más. Esto es producto de la devaluación que hizo disparar los costos de importación de energía y de las usinas generadoras, tramo de la cadena que se encuentra dolarizado, por lo que el estado debe compensar con mayores desembolsos para evitar un traslado al bolsillo de los consumidores.

Por otro lado, se refuerzan las partidas destinadas a ferrocarriles ($3.550 millones), a obras públicas en provincias ($1.590 millones), y a la Agencia Nacional de Discapacidad del Programa Atención Médica a los Beneficiarios de Pensiones no Contributivas ($2.715 millones).

Por su parte, se amplían los fondos para el ministerio de Salud ($2.122 millones), Interior ($1.758 millones) y Relaciones Exteriores y Culto ($1.287 millones), en este último caso para "atender gastos del Programa Cuotas y Contribuciones a Organismos Internacionales".

Un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) puntualizó que "se incorporan recursos en concepto de contribuciones a la seguridad social por $15.400 millones", que iban a ser para la Anses.

En ese sentido, el economista Ariel Setton explicó en diálogo con BAE Negocios que "como la recaudación no alcanza, cambia la fuente de financiamiento de $15.000 millones del gasto, al pasar del Tesoro a deuda".

Setton añadió que otro de los reajustes establecido en el decreto es la búsqueda de deuda por $15.000 millones que originalmente iba a hacerse en dólares y ahora será emitida en moneda local.

Entre los ingresos, se cuentan unos intereses por depósitos a plazo fijo que tiene el Gobierno nacional, por $1.871 millones.

En cuanto a los recortes, la jefatura de Gabinete contará con $680 millones menos para publicitar actos de Gobierno, mientras que los desembolsos destinados a Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT) se reducirán en $1.191 millones.

Otro ajuste importante será para las universidades, a las que les amputaron $1.638 millones para gastos corrientes, en medio del conflicto con los docentes por las paritarias. En cambio, los ministerios de Defensa y de Seguridad salieron ganando, con $150 millones y $459 millones más, respectivamente.

En otro orden, la norma también incluyó los fondos para 2018, 2019 y 2020 de la ruta nacional segura 7, en el tramo Aguas de Pizarro - Potrerrillos. El dinero provendrá del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por un total de $375 millones repartidos de la siguiente forma: $5 millones en el primer año, $150 millones en el segundo y $220 millones en el tercero.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias