El campo, entre la bronca por las retenciones y el alivio de que se licúen

El esquema fijo y en pesos hace que el tributo caiga en términos reales

La oleaginosa puede salir favorecida con más hectáreas

Compartir

La vuelta de las retenciones casi que no sorprendió al campo, que aceptó resignado la medida que fue para todos por igual. El mecanismo hace que a la larga el peso se licúe y termine pagando menos al tener un dólar más alto. Los productores se dividen entre salir a las rutas o quedarse detrás de las tranqueras.

Sólo vale recordar que hace aproximadamente un mes el presidente Mauricio Macri desmentía a los presidentes de las entidades rurales que los rumores de la vuelta a los derechos de exportación no era cierto y los invitaba a producir más. Pero éstas palabras llegaron luego que el campo amenazará con salir a la ruta y hasta se hablo de "traición".

Hoy no hay un escenario de una 125, ni está cerca de ese panorama. Sin embargo las retenciones que pagaran desde hoy los cereales fueron sembradas sin el impuesto. Y ni hablar del trigo que llega en 2019.

Para el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías de Velazco, "estamos en contra de las retenciones, pero si el Estado no hace el ajuste que tiene que hacer habrá problemas".

En la misma línea, el presidente de la Asociación Rural de Henderson, Pablo Ginestet señaló que "hay una realidad la cual entendemos mas vemos que positivo que no fue sólo contra el sector agropecuario".

La vuelta del monocultivo

Faltará ver que hará el productor que por estos días decide la campaña de maíz donde como sucedió con el trigo que creció en hectáreas se esperaba también un aumento.

Los números muestran que hoy hacer maíz tiene un costo por hectárea de u$s500 y la soja está más cerca de los u$s300. Con lo cual muchos se van a replantear el negocio de cara al 2019. Mas se espera un aumento de la oleaginosa es desmedro del cereal.

Ginestet prefiere esperar "a ver la letra chica de cómo se va a aplicar. Si los $4 nominales quedan fijos los cuales se irán licuando está bien, pero si el peso se ajusta ahí la cosa cambia porque será algo que perdurará en el tiempo".

En la otra vereda la entidad madre, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), con su titular Dardo Chiesa subrayó "que son retenciones con todas las letras. Además no nos consultaron nada y con el hecho ya consumado".

Se entiende en definitiva que el campo se muerde los labios, pero no saldrá a las rutas se trata de una situación de "emergencia" y los escenarios "son distintos".

Y más aún cuando sabe que el impuesto se irá licuando conforme suba el dólar. Por ende parece que sigue apostando a que el tipo de cambio siga en alza. Eso afectará a los trabajadores.

Al respecto, en un comunicado, la Sociedad Rural Argentina, que preside Daniel Pelegrina afirmó que "las medidas anunciadas desde el Ministerio de Hacienda apuntan al corto plazo, y se manifiestan como transitorias en la búsqueda del necesario equilibro fiscal".

Habrá que ver entonces los perdedores y ganadores en el sector agropecuario a partir de los dos tipos de cambio que tendrá el sector desde hoy.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias