El salario real cayó 15,4% en noviembre y 2018 será el peor año desde 2002

Según el IET, la inflación de los trabajadores se desaceleró al 2,9% en noviembre pero en doce meses acumuló 47,2%

El costo de vida de los asalariados se desaceleró en noviembre al aumentar 2,9%, según la medición del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET). Con ese aún muy elevado dato, la inflación interanual se aceleró al 47,2% y dejó como resultado un derrumbe del salario real del 15,4% durante los últimos doce meses. Así, el poder adquisitivo tuvo su mayor caída desde 2002.

El informe del IET, un centro de estudios impulsado por la UMET y un conjunto de sindicatos de la CGT y la CTA, advierte que entre y noviembre la suba de precios acumuló 43,1%, cuando todavía falta un mes para terminar el año: "Más allá de la moderación de la inflación en noviembre ya es un hecho que 2018 será el año más inflacionario desde 1991, superando a 2002, 2014 y 2016".

La desaceleración inflacionaria del mes pasado responde a que el grueso del traslado a precios de la devaluación de agosto se dio en septiembre-octubre, cuando rondó el 6% mensual. Sin embargo, noviembre volvió a mostrar una fuerte suba en los alimentos (3,7%), la categoría de mayor peso en la canasta de consumo de los trabajadores, y volvió a ubicarse por encima del nivel general.

Con el último dato, la inflación de los trabajadores promedio acumulada desde noviembre de 2015 alcanzó el 158,2%.

"La inflación de noviembre terminó de sepultar al salario real", alerta el informe. Sólo desde enero, cayó 15,2%. Y desde la asunción de Mauricio Macri se hundió 18,1%.

En el promedio mensual, el poder adquisitivo retrocedió 5% en 2016, tuvo una recuperación parcial del 3% en 2017 y en lo que va de 2018 perdió 6,3%. "Si en diciembre la caída interanual fuera del 12%, el año culminaría promediando una baja interanual del 6,7%. Con total seguridad, esta contracción es la más fuerte desde 2002", asegura el documento.

El estudio del IET plantea que en la medida que la inflación vuelva a la franja del 2% mensual y los aumentos salariales se reactiven, podría verse cierta recuperación del poder de compra. "Pero resulta muy improbable que continuando en este camino económico se retorne al poder adquisitivo de 2015 o incluso de 2017, el cual ya había sido 2% inferior al de 2015", sostiene.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias