Gobernadores, sorprendidos y molestos con la Casa Rosada

Schiaretti, preocupado

Compartir

Lo que hasta hace unos días era apenas una de las medidas con mayor consenso entre los gobernadores para contribuir a la reducción del déficit fiscal al 1,3% en 2019 se transformó ayer en una imperiosa herramienta del Poder Ejecutivo nacional para dar una señal a los mercados. Tanto es así que en las provincias causó sorpresa y, en algunos casos, molestia la decisión unilateral de la Casa Rosada de eliminar el Fondo Federal Solidario (Fofeso) a partir de este año y no del próximo, como habían acordado en las últimas reuniones.

Los llamados del jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; su vice, Sebastián García de Luca; y el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli, empezaron a llegar durante todo el fin de semana. Algunos de los mandatarios, como Juan Manuel Urtubey, de Salta; Juan Manzur, de Tucumán; y Omar Gutiérrez, de Neuquén; se mostraron algo enojados en público por el anuncio del gobierno de Mauricio Macri de terminar de inmediato con el Fondo Sojero -como se lo conoce al Fofeso-, mediante el cual las provincias y municipios reciben el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja.

Las jurisdicciones más perjudicadas por esta medida son Córdoba, Santa Fe y, sobre todo, la provincia de Buenos Aires, sin embargo desde la administración bonaerense le bajaron el tono al descontento expresado desde otros distritos. "Entendemos que para el Gobierno nacional es importante, y lo que es importante para ellos lo es para nosotros", señaló un funcionario del Gabinete de María Eugenia Vidal.

"Era una de las medidas menos resistidas por las provincias, pero nunca pensamos que iba a ser ahora. No fue algo consultado, sino una decisión tomada desde la Nación", manifestó a BAE Negocios el ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano. La misma reflexión hicieron desde otros ministerios de Hacienda provinciales, al destacar que era uno de los consensos a los que se había llegado con el Ejecutivo nacional para cumplir con el recorte de $100.000 millones que tienen a cargo las provincias para lograr reducir el déficit fiscal, una de las condiciones que el Fondo Monetario Internacional (FMI) impuso al gobierno de la alianza Cambiemos para brindar el préstamo de u$s50.000 millones. Pero aclararon, de manera unánime, que si bien no se trataba de un acuerdo en firme, jamás se mencionó que fuera a partir de este año.

Desde Balcarce 50 destacaron que con la eliminación del fondo sojero se dio un primer paso para el ajuste que las provincias deben realizar de cara al Presupuesto de 2019 y subrayaron que "el impacto fiscal para este año sólo será de $5.700 millones".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias