Invierten más de $18 millones en Río Negro para reconstruir un pueblo

El pueblos fue desvastado en 2014 por una creciente

Compartir

El gobierno de Río Negro invierte más de $18.000.000 en la reconstrucción del pueblo “Arroyo Ventana” que había sido arrasado por la crecida del arroyo provocada por las fuertes lluvias caídas en toda la región sur el 8 de abril de 2014, y que fue reinaugurado este fin de semana, según comunicaron hoy fuentes oficiales. 

La cantidad de lluvia caída sobre la Meseta Somuncura durante el mes de abril de 2014 provocó la crecida del arroyo, que otorga su nombre a la pequeña localidad integrada por 80 familias y que destruyó, “la escuela, el Salón de Usos Múltiples, una cancha de fútbol, la mayoría de las casas, el Destacamento Policial y el acueducto que provee agua a la localidad”, destacaron las fuentes.

Ubicada a más de 360 kilómetros de la capital rionegrina, “Arroyo Ventana fue reinaugurada este fin de semana, varios metros por encima del lugar original y mas lejos del cauce del agua, con la culminación y entrega de las primeras 7 viviendas construidas mediante el programa Habitar Río Negro, que contempla 8,5 millones de pesos para un total de 20 viviendas”. 

"No fue tarea nada fácil reconstruir el pueblo, parecía imposible, pero con ganas, esfuerzo y el acompañamiento de los vecinos se pudo”, afirmó en un comunicado oficial el comisionado de fomento, Carlos El Hossen, quien también agradeció a los vecinos de Sierra Grande, al Comisionado de Arroyo Los Berros, Eusebio Calluhueque, y al gobernador Alberto Weretilneck.

"Ese apoyo incondicional nos dio fuerzas para seguir adelante y que Ventana se vea mucho mejor”, afirmó el Comisionado.

Se espera que en las próximas semanas se entreguen otras “16 que se están construyendo con 2,1 millones de pesos provenientes de la Coparticipación de Impuestos, invertidos por la Comisión de Fomento, más un Fondo no Reintegrable aportado por la Provincia de 550 mil pesos y los 120 mil pesos recaudados por los vecinos de Sierra Grande”. 

Entre otros testimonios se dio a conocer que la enfermera del pueblo Silvia Torres dijo que “me siento más tranquila porque estamos en un lugar más alto y seguro, con casas mejor elaboradas, más cómodas y tratamos de seguir adelante con el pueblo y seguir mejorando”.

"La gente hizo todo por mí, fueron muy buenas personas y me ayudaron un montón; yo me quería quedar en mi casa, pero me decían que no podía y me convencieron para venir y vivir en una casa muy linda, me emociona todo lo que hicieron”, dijo Estelino Liempi, un vecino de 74 años, quien fue el último en aparecer tras el aluvión. 

El nuevo emplazamiento incluye “el Destacamento Policial, Centro de Salud y la sede de la Comisión de Fomento, más un salón de usos múltiples que demandó un desembolso de 700 mil pesos y la reconstrucción del acueducto que demandó más de 1,8 millones de pesos”, agregaron desde el gobierno.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias