La cena de Dujovne que no convenció al círculo rojo

Los empresarios pidieron detalles del acuerdo pero se fueron con las manos vacías

Dujovne, acosado por preguntas

Compartir

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, compartió una cena con empresarios el miércoles por la noche y dejó más dudas que certezas. En la previa de la sesión del Council of Americas, el funcionario comió en el subsuelo del Hotel Alvear junto a la primera plana del mundo de los negocios y no logró definir cuánto va a ser el ingreso de dólares en el 2019, para despejar las dudas que corren sobre las necesidades de financiamiento.

Dujovne siguió machacando con la necesidad de reducir el déficit fiscal pero no pudo dar precisiones sobre los giros que adelantará el Fondo Monetario Internacional el año que viene, en el marco de la renegociación del acuerdo anunciada el miércoles por el presidente Mauricio Macri.

Es que lejos de calmar las aguas, el mensaje de anteayer a la mañana sólo llevó más ruido y exacerbó la incertidumbre por el programa financiero del año que viene, lo que derivó en una disparada récord del dólar durante dos días seguidos. El nerviosismo se extendió durante todo ayer y hoy, porque los números finales siguen sin aparecer.

Justamente esos detalles fueron lo que le reclamaron al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, durante la cena que compartió con empresarios en el subsuelo del Alvear el miércoles a la noche. Los organizadores del Council, en su mayoría de origen extranjero, ya no se convencen con las promesas de un mayor ajuste fiscal que insinuó el funcionario en los contactos que tuvo con la prensa tras la confirmación del FMI de que dará un mayor apoyo a la Argentina. Saben que en ese punto el Gobierno está encaminado y que no es la causa principal de la corrida cambiaria que ahora parece haberse espiralizado, más allá de que todo parece indicar que habrá una mayor dureza para cubrir el rojo del sector público y también en la política monetaria del Banco Central, según admitió el propio Fondo.

En esa velada los hombres de negocios quisieron conocer la letra chica de la renegociación con el organismo multilateral, pero se fueron con las manos vacías.

El Gobierno asegura que tiene cubiertas la totalidad de las necesidades financieras del 2019. Sin embargo, hasta ahora el único paso que se dio con el Fondo es el inicio de las conversaciones para adelantar los desembolsos, sin que haya definiciones respecto a los montos que podría conseguir el país de cara al año próximo.

Las necesidades financieras no están claras y el Gobierno evita mostrar las planillas con los números precisos, lo cual desconcierta al mercado. En el Gabinete plantean que sólo faltaban unos u$s7.500 millones, una cifra manejable pero difícil de conseguir con el riesgo país arriba de los 700 puntos.

El sector privado cree que esa cifra es algo optimista y estiran el número hasta unos u$s15.000 millones, sin tener en cuenta los giros que hará el FMI. De ahí el apuro del Ejecutivo para terminar de cerrar el bache e intentar despejar las dudas, con una serie de anuncios imprecisos que hasta ahora no han resultado efectivos para calmar al mercado.

Desde ya, el adelanto de los fondos tendrá mayores condicionalidades para el país, que prometió llegar al 1,3% de déficit primario en relación al PBI en 2019.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias