La clave: que las causas judiciales no frenen las obras

Un sector golpeado

Compartir

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, dio algunos detalles sobre el fideicomiso público que se creará para solucionar la traba financiera: este instrumento tomará los créditos por parte de los bancos privados (a los que se suma el aporte de fondos públicos por parte del Banco Nación, por entre u$s200-300 millones) y los distribuirá, a medida que se vayan realizando los 6 corredores viales, entre los 6 consorcios que comenzarán a ejecutarlos a fines de octubre y principios de noviembre. De esa forma, destacó, se busca "garantizar la continuidad de los proyectos de obra pública", en el corto plazo, aun en el marco de la célebre investigación de los cuadernos.

Ahí una clave que genera varias preguntas: entre analistas existe preocupación acerca del costo extra que podrá generar, en la búsqueda de financiamiento, la suma de riesgo país, riesgo de las empresas y el nuevo riesgo extra que podrán agregar los cuadernos. Todo eso podría implicar mayores costos sobre el Estado en el futuro. El mensaje repetido varias veces ayer por Dietrich y el secretario de Proyectos de Participación Público Privada, José Luis Morea, fue que, de cualquier forma, las obras deben continuar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias