La recesión impactó también en la importación textil, que bajó 9 por ciento

Los datos muestran que se revierte la tendencia del primer semestre

Compartir

Como consecuencia del derrumbe de la producción y las ventas en el mercado interno, las importaciones textiles cayeron en junio un 9,7% en toneladas y un 15,4% en dólares, en la comparación interanual, de acuerdo con un informe de la Fundación Pro Tejer.

El dato muestra una reversión contra lo sucedido en el primer semestre, analizando las cifras globales de enero a junio. Las importaciones de productos textiles del período enero-junio fueron un 9,1%, superiores al primer semestre de 2017 contabilizado en dólares, y 10,4% en kilos.

El informe al que accedió este diario señala que "las importaciones de toda la cadena de valor acumularon, durante el período enero-junio de 2018, 825 millones de dólares y 138 mil toneladas, lo que significó un aumento del 9,1% en dólares y del 10,4% en toneladas con respecto al mismo periodo de 2017". A nivel de rubros, se observa que aquéllos que sufrieron el mayor aumento durante la primera mitad del año son: Hilados (10,9% en dólares y 13,5% en toneladas); tejidos de punto (15,8% en dólares y 21,1% en toneladas); prendas de vestir (19% en dólares y 26,4% en toneladas), y confecciones para el hogar (18,8% en dólares y 8,3% en toneladas).

Por el lado de las ventas al exterior, la perfomance fue negativa. Las exportaciones de productos textiles cayeron un 14% en toneladas y aumentaron un 1,6% en dólares desde enero a junio, respecto del mismo período del año 2017.

Las fuentes consultadas indicaron que "se necesita una legislación favorable al sector. Estamos en un escenario de fuego cruzado, con la pérdida del mercado a causa de la inflación, la suba de tarifas y el apagón estadístico, como algunos de los problemas". "El principal motivo de la crisis es que hay una baja en el mercado, la gente se está quedando cada vez con menor poder adquisitivo. Después están las importaciones de productos terminados. Con la exigencia de ingresar a la OCDE Argentina empezó a abrir mercados", añadieron.

En medio de los cuestionamientos de la Unión Industrial Argentina (UIA) y varias cámaras asociadas por la apertura para el ingreso de productos extranjeros, la Organización Mundial del Comercio (OMC) dio a conocer un informe, publicado por este medio, en el cual el país figura como una de las economías más abiertas del mundo, ocupando el puesto 47 por debajo del líder Estados Unidos y hasta de su principal destino exportador, Brasil.

De acuerdo con un documento del organismo internacional, publicado en Twitter por la Fundación Pro Tejer, la Argentina posee solamente 706 barreras no arancelarias en la actualidad, muy lejos de las 5.356 de los Estados Unidos; las 2.771 de China; las 2.406 de Brasil, el mayor socio comercial del país y con el cual se debaten estos ejes; y las 2.106 de la Unión Europea, un punto que debería ser abordado en forma urgente en la negociación con el Mercosur.

Según la Fundación Pro Tejer, "mientras el G-20 pide facilitar el comercio, sus integrantes aplican más de la mitad de las 48.095 medidas no arancelarias que obstruyen el comercio global. El sector textil mundial, considerado como un sector protegido, sólo es afectado por el 2% de las medidas no arancelarias. Argentina sólo tiene 9 medidas sobre su sector textil, que representan el 1,3% de sus medidas totales".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias