Las industrias utilizan cada vez menos sus máquinas y preocupa el empleo fabril

Dicen que la recesión se refleja en las fábricas

La capacidad instalada de junio fue de 61,8%

Compartir

Las máquinas en actividad son apenas seis de cada diez en la industria aunque hay sectores que están por debajo del 50% de su capacidad instalada funcionando de manera completa, según la estimación de los empresarios del sector. La crítica situación del mercado interno y la presión impositiva para la exportación generaron un escenario de mayor recesión en la actividad fabril que en el resto de la economía, y profundizó las preocupaciones por la caída del empleo.

Fuentes de la UIA consultadas por BAE Negocios adelantaron que las estadísticas preliminares que tienen por sectores mostraron una retracción en el uso de la maquinaria de las fábricas. Esos datos serían confirmadas por el INDEC el miércoles próximo cuando publique el índice de Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII) correspondiente a julio, con el antecedente del 61,8% de junio, en donde se vio el segundo peor registro del año.

"Estamos trabajando a media máquina, y ya no es una metáfora. Escuchamos al presidente (Mauricio Macri) con un sentimiento más cercano a lo que nos pasa, pero da definiciones erróneas que demuestran que está mal asesorado o que vive en un mundo alejado de la realidad", se quejó uno de los dueños de una textil que participó de la 24° Conferencia Industrial de la UIA.

Sucede que Macri había dicho ante los industriales que en sus primeros dos años de gestión "las empresas en todo el país invirtieron en maquinaria, tecnología, mejoramiento de procesos", y que "en 2017 hubo récord de incorporación de bienes de capital". "Esto significa que hoy tenemos más empresas mejor preparadas para ser más productivas", enfatizó.

Esa mirada positiva contrastó con el pesimismo que reina entre los empresarios fabriles, que pronosticaron una recesión extendida, de "al menos un año", en donde la reducción del funcionamiento de las fábricas llevó a pronosticar una profundización de la crisis laboral. "Lo último que queremos hacer es perder a los trabajadores que nos costó capacitar, pero ya estamos en un contexto de eliminación de horas extras y cierre de plantas temporarias", confirmó el líder de una compañía alimenticia.

De hecho, el índice de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES Consultores) marcó un suave descenso en la producción de bebidas del 0,4% en los primeros sietes meses de 2018, como consecuencia de la fuerte contracción del 9% interanual en julio. El consumo total de bebidas (en hectolitros) mostró un leve aumento del 0,3% en el acumulado a julio del corriente año, aunque verificó un sendero de fuerte desaceleración de las ventas desde mayo, con una merma de 2,3% en comparación con el mismo mes del año pasado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias