Tras el despido de 354 trabajadores, el interventor de Fabricaciones Militares negó que haya un vaciamiento

Luis Riva planteó que "se está planificando el futuro" para que la empresa sea viable

1 de 2

2 de 2

Compartir

El interventor de Fabricaciones  Militares (FM), Luis Riva, aseguró que no “hay un plan para desactivar ni vaciar” las unidades productivas del área, sino que  se está “planificando el futuro” para que sean viables, luego de  que se dispusiera el despido de 354 trabajadores. 

En los últimos días no se renovaron 354 de los 1.674 contratos  de trabajadores -el 85% del personal está en esa condición- y las  próximas seis semanas serán determinantes para definir la  continuidad de la planta de Azul.

Riva señaló en declaraciones al diario La Nación que en la última década se duplicaron los contratos y que por cada 100  empleos directos hay 180 indirectos por lo que, según consideró,  “no cierra la ecuación”.

“Hemos renovado 1.280 contratos; estamos definiendo la  capacidad de producción”, dijo Riva. 

Este miércoles, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE)  parará a nivel nacional y se movilizará al Ministerio de  Modernización por “el achicamiento de la planta de empleados públicos”, entre los que se cuentan los cortes de contratos en  Fray Luis Beltrán (Santa Fe) y las cordobesas de Villa María y  Río Tercero; en tanto que en Azul (Buenos Aires) esperan  definiciones.

En 2017 Villa María trabajó al 45% de su capacidad y su  melliza, Azul, al 10%. “Estamos evaluando cómo seguirá; la cordobesa tiene  instalaciones y personal para asumir toda la producción; nos dejaron una empresa no viable, se iba a estrellar en cualquier  momento”, dijo Riva.

Además, subrayó: “De cada peso que se vende, se pierden tres. Es una situación que no se puede cortar abruptamente, por lo que  diseñamos un plan a tres años para reestructurar las unidades y  reordenar la producción que se enfocará en la seguridad nacional,  en proveer a la industria minera y petroquímica y al  mantenimiento de vagones”.

El interventor admitió que por la falta de competitividad hay  productos que las fuerzas de seguridad están importando. 

“Hay que reconvertir para vender a ese sector y al privado;  enfocarnos en las líneas en las que podemos ser eficientes y  competitivos, como la de pólvora y explosivos”, señaló.

Además, el funcionario evaluó que en el pasado hubo “desprecio  por los costos y la competitividad; no contaban en los costos los  gastos fijos en personal y de la estructura no aplicada en la  producción”.

En marzo, adelantó, se duplicará la capacidad de producción de  municiones de 9 milímetros (lo que implicará más demanda de  pólvora) y se involucrará a FM en el mantenimiento de vehículos  8x8 que incorporará el Ejército.
 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias