El fin de la metáfora

Comentario editorial

Compartir

La Ley de Presupuesto que se presenta ante el Congreso cada 15 de septiembre plasma las intenciones y prioridades de un gobierno, tres meses antes de que termine el año. Las reasignaciones y ampliaciones, en cambio, marcan los límites de la política y los errores de cálculo. También, en algunos casos, son la consecuencia de los presupuestos “creativos” que muestran privilegios a un área a la cual, en la práctica, le restarán apoyo con una simple resolución de la Jefatura de Gabinete.

En este escenario llega un refuerzo de las partidas para asistencia social. Y menos fondos para innovación y tecnología. A esta altura, el Gobierno debería estar mirando crecer los brotes verdes en lugar de reelaborar el cálculo sobre la distancia a la que se encuentra la otra orilla del río. Las palabras sobran ante las evidencias. Y no hay metáfora que pueda recubrirlas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias