Argentinos en Toronto: gran recibimiento más allá del idioma

Aplausos e interés por la programación. Las películas argentinas colmaron los cines el primer fin de semana de la muestra

Sueño Florianópolis, de Ana Katz, comedia para todos

Compartir

Toronto
Especial para BAE Negocios

El primer fin de semana de Toronto es cuando coinciden críticos y programadores de todo el mundo, compradores y vendedores. Coincidió con las proyecciones de El Ángel, de Luis Ortega, Acusada, de Gonzalo Tobal, Sueño Florianópolis, de Ana Katz y La quietud, de Pablo Trapero. Las salas más grandes del complejo Scotiabank Theatre quedaron chicas para la cantidad de espectadores.

El lugar común indicaría que hay determinadas cuestiones que son muy locales, que algún inadvertido podría pensar que no funcionan más allá de los límites del territorio nacional. Por el contrario, las películas que mejor reflejan la idiosincrasia de su cultura son mejor recibidas. No hace falta saber quién fue Carlos Robledo Puch para disfrutar de la pintura que Luis Ortega hace de un personaje que poco importa cuánto se acerca a quien le sirvió, en parte, de inspiración. Ortega es un habitué del TIFF, que supo apoyar y acompañar su carrera en momentos en los que sus películas eran más extremas y disruptivas. Y no porque El ángel no lo sea; pero la reacción en cada una de las proyecciones confirma que estamos ante uno de eso raros supuestos en que la vanguardia y lo popular se encuentran y dialogan. Otro "local" aquí es Pablo Trapero, cuya última película fue muy aplaudida por un público que supo apreciar una obra que evita los encasillamientos genéricos. En una de las proyecciones, en las preguntas y respuestas, una mujer le preguntó por qué había elegido un tema tan "horrible". Y no era una crítica. La traducción tampoco impidieron que el público disfrutara y se riera en la película más amable y claramente encasillable como comedia de Ana Katz. El hecho de que el portuñol sea el idioma oficial de Sueño Florianópolis es un desafío para el subtitulado; pero cuando una obra es valiosa encuentra la manera de comunicarse con el espectador.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias