Orson Welles, sorpresivo y póstumo candidato posible a los Oscar de 2019

Por El otro lado del vientoOR EL OTRO LADO DEL VIENTO

Huston, Welles y Bogdanovich en el rodaje de la película

Compartir

En los últimos días, se vio en Venecia una de las películas más esperadas de la historia del cine (sin exageración alguna). Se trata de El otro lado del viento (The Other Side of the Wind), que tardó cuarenta años en completarse. Fue dirigida por Orson Welles, aunque el gran autor de El Ciudadano no pudo nunca contar con la financiación necesaria para culminar su trabajo como debería de haberlo hecho. La película final, que narra -de un modo muy moderno, de acuerdo con las críticas- la relación entre un viejo director de cine (John Huston, director él mismo y también actor) y su discípulo (Peter Bogdanovich, crítico y realizador, encargado de terminar la película) tuvo lógicos aplausos en el Festival italiano, y solo fue posible gracias -paradójicamente, ver página anterior- a Netflix.

Después de El Ciudadano, Welles nunca pudo terminar una película según su plan

La pregunta de oro -se la hace Variety en su edición de hoy- es si Orson Welles podría pelear una vez más por el Oscar que jamás obtuvo. La respuesta es sí, dado que la película debe estrenarse en salas en los EE.UU. antes de fin de año, y subirá a la grilla de Netflix el 2 de noviembre al mismo tiempo que se distribuirá en una salida limitada en salas de ese país. Por lo tanto, está en condiciones de calificar para cualquiera de los premios de la Academia. Sería gracioso -una típica broma a lo Welles- que varios rubros sean póstumos (John Huston como actor, Welles en cualquier categoría).

Welles nunca ganó el Oscar como director, aunque su opera prima El Ciudadano (1940) tuvo nueve nominaciones. La industria entonces condenó al autor por el miedo que causaba en ella la burla al magnate de la prensa William Randolph Hearst que el filme proponía. Welles solo ganó el premio de guión original, el único rubro "compartido", dado que fue coescrito con Hermann Manckiewicz. Y nunca más pudo terminar una película según sus propios deseos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias