Bolsonaro amplió su ventaja tras el atentado, pero sigue grave y volverá a ser operado

El candidato del PSL será intervenido para reconstruirle el tránsito intestinal

Flavio Bolsonaro, hijo del candidato presidencial, prosigue con la campaña electoral

Compartir

El candidato de extrema derecha a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, amplió su ventaja tras sufrir un atentado durante un acto de campaña la semana pasada, de acuerdo con un sondeo de intención de voto para los comicios de octubre publicado ayer.

Bolsonaro sigue internado en estado grave en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Sao Paulo y será sometido a una segunda cirugía para reconstruir su tracto intestinal tras el ataque en el que sufrió un único pero profundo impacto con un cuchillo, según el último parte médico.

La nueva encuesta electoral, de acuerdo con la agencia Reuters, mostró que el candidato del Partido Social Liberal (PSL) cuenta con un 30% de apoyo, superando a Ciro Gomes que tiene un 12%, y a Marina Silva (Rede), Geraldo Alckmin (PSDB) y Fernando Haddad (PT), cada uno con un 8% de intención de voto.

Aún más rezagados aparecen también empatados JoÒo Amoêdo (Novo), Alvaro Dias (Podemos) y Henrique Meirelles (MDB), con un 3 por ciento de respaldo cada uno. La cantidad de nulos/blancos o por ninguno de los candidatos sumaba 22%.

El sondeo encargado por BTG Pactual fue llevado a cabo vía telefónica por el Instituto de Investigación de Reputación e Imagen -FSB Pesquisa- a 2.000 electores, los días 8 y 9 de setiembre. El margen de error es de 2,0 puntos porcentuales.

Por otra parte, Bolsonaro tendrá que pasar por una nueva cirugía "de gran porte" para reconstruir el tránsito intestinal tras la puñalada que recibió el jueves durante un mitin, informaron fuentes médicas.

"Pasados cuatro días tras la herida abdominal por arma blanca, el estado" de Jair Bolsonaro, líder en los sondeos de opinión, "todavía es grave y permanece en cuidados intensivos", señaló el hospital Albert Einstein en el último boletín médico, en el que indicó que no hay "señales de infección".

El polémico candidato recibió una puñalada de un hombre mientras era llevado a hombros por un simpatizante en el municipio de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais.

Bolsonaro, un nostálgico de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985) y firme defensor de la liberación de la venta de armas, fue entonces operado de urgencia y se le realizó una colostomía en función de las "lesiones graves" que sufrió en el intestino grueso y delgado.

Una vez estabilizado y menos de 24 horas después del ataque, fue trasladado al hospital Albert Einstein de Sao Paulo, donde permanece internado sin previsión de alta hospitalaria.

El equipo médico informó que "será necesaria una nueva cirugía de gran porte posteriormente, a fin de reconstruir el tránsito intestinal y retirar la bolsa de la colostomía", implantada para evitar que las heces infecten la zona abdominal afectada por el apuñalamiento.

"El paciente permanece todavía con sonda gástrica abierta y en íleo paralítico (interrupción aguda del transito intestinal), que ocurre habitualmente después de grandes cirugías y traumas abdominales", explicó el centro hospitalario.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias