Corea del Norte desarma una instalación misilística

El proceso se desarrolla sin la presencia de observadores internacionales

Compartir

El gobierno de Estados Unidos pidió al líder norcoreano, Kim Jong-un, que permita la presencia de observadores durante el proceso del desmantelamiento de la base de misiles de Sohae (en el noroeste del país), aseguró el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

"Hemos presionado para que hubiera observadores sobre el terreno para cuando esas instalaciones de motores (de misiles) fueran desmanteladas", afirmó Pompeo en una rueda de prensa en Palo Alto (California), junto al secretario de Defensa, James Mattis, y sus homólogas de Australia.

Fotos tomadas por satélite y publicadas por la web especializada 38north muestran que Corea del Norte ha comenzado a desmantelar la base de Sohae, donde se fabrican motores para misiles balísticos intercontinentales (ICBM), aquellos que supuestamente tienen capacidad para alcanzar Estados Unidos. El proceso se desarrolla por el momento sin la presencia de observadores internacionales, de acuerdo con medios de comunicación.

Al ser consultado sobre las imágenes de la base militar, Pompeo dijo que las acciones de Corea del Norte son "enteramente consistentes" con el "compromiso" que Kim formuló al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la histórica cumbre del 12 de junio en Singapur.

Después de esa cita, Trump aseguró que Kim le había prometido que destruiría una base de pruebas de motores de misiles muy pronto, aunque no especificó cuál podría ser.

Funcionarios del Gobierno de EE.UU. posteriormente señalaron a Sohae como la base que sería desmantelada.

En su cita, los dos líderes firmaron una declaración que abre las puertas a la desnuclearización de Corea del Norte a cambio de que Washington conceda garantías para su supervivencia, pero no especifica mecanismos ni plazos concretos para lograr esos objetivos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias