La fiscalía acusa al “delfín” de Lula por enriquecimiento ilícito

Es por el pago de una deuda de 2012

Haddad rechazó la acusación de la fiscalía general brasileña

Compartir

La Fiscalía brasileña acusó de enriquecimiento ilícito al ex alcalde de San Pablo Fernando Haddad, compañero de fórmula de Luiz Inácio Lula da Silva como candidato a vicepresidente en las elecciones de octubre, y solicitó la suspensión de sus derechos políticos.

De acuerdo con la denuncia presentada por la Fiscalía el lunes y confirmada ayer, Haddad pagó una deuda de 3 millones de reales (unos 750.000 dólares) de la campaña de 2012, en la que disputaba la alcaldía de la ciudad más poblada de Brasil, con recursos no declarados de la constructora UTC, informó Efe.

De acuerdo con el Ministerio Público de San Pablo, la supuesta maniobra realizada por Haddad constituye un delito de enriquecimiento ilícito, según la ley de improbidad administrativa. El organismo estatal sospecha que estos pagos tenían como objetivo que UTC obtuviese ventajas en futuras contrataciones de obra pública en la ciudad de San Pablo, una vez que Haddad ya se había asegurado la alcaldía tras la celebración de las elecciones.

El Partido de los Trabajadores (PT), a través de un comunicado, señaló que la denuncia presentada contra Haddad es tan “falsa” e “irresponsable” como la que otros miembros de la Fiscalía presentaron contra Lula, encarcelado desde el pasado abril para purgar una condena por corrupción pasiva y lavado de dinero.

“Ya esperábamos este tipo de maniobra, principalmente después de las últimas encuestas que muestran la posibilidad de Lula vencer en la primer a vuelta”, agregó la formación de izquierda. Lula (2003-2010) es el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores para las elecciones del próximo 7 de octubre, a pesar de su prisión y posible inhabilitación política, y Haddad le acompaña en la fórmula.

No obstante, según las normas del país, una persona condenada en segunda instancia, como es el caso de Lula, no puede postular a un cargo electivo, por lo que su candidatura podría ser anulada por el tribunal electoral antes de las elecciones.

En ese caso, Haddad podría ser el sustituto de Lula en los comicios de octubre, aunque esa hipótesis no ha sido confirmada abiertamente por el partido, que denuncia una persecución judicial y política contra su máximo líder.

Lula lidera todos los sondeos de intención de voto con alrededor de un 40% de apoyo, casi el doble que el ultraderechista Jair Bolsonaro, segundo en las encuestas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias