Lula afina su estrategia y apunta a ser el "gran elector" en Brasil

Una joven dirigente comunista completará la fórmula del PT. Se prevé que miles de brasileños acompañen la inscripción de Lula como candidato el 15 de agosto

Manuela D´Avila

Compartir

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso hace 122 días, retiró una medida cautelar en la cual requería su libertad, para frustrar así cualquier maniobra judicial que pudiera tornarlo inelegible antes de que se expida la justicia electoral, al tiempo que abrió la candidatura a vicepresidente en la fórmula del PT a la izquierda brasileña, aglutinando así a las fuerzas progresistas en torno al Partido de los Trabajadores.

"Una vez más Lula privilegia su dignidad antes que su libertad con lo cual reafirma su compromiso con el país", dijo la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), senadora Gleisi Hoffmann , poco después de reunirse con el ex mandatario en la Superintendencia de la Policía Federal (PF) en Curitiba, donde purga su condena por presunta corrupción.

Por su parte, el portavoz de Lula y candidato designado a la vicepresidencia Fernando Haddad, aseguró que la candidatura del fundador y líder histórico del PT será registrada ante el tribunal Superior Electoral el próximo día 15, tal y como estaba previsto.

Refiriéndose a la medida cautelar retirada del Supremo tribunal Federal (STF), puntualizó que se trataba de un pedido de libertad, que al parecer sería utilizado como un subterfugio para también juzgar su elegibilidad, algo que no fue solicitado por los abogados de la defensa, para impedir así el registro de su candidatura.

La intención clara de una parte del poder judicial era vaciar el acto del 15 de agosto, cuando se prevé que millares de brasileños acompañen el registro de Luiz Inácio Lula da Silva como candidato presidencial por el Partido de los Trabajadores (PT) ante el Tribunal Superior Electoral (TSE), señaló el diario digital Brasil 247.

En tanto, Lula cerró un acuerdo con el Partido Comunista de Brasil para llevar como eventual candidata a la vicepresidencia a la joven dirigente de esa fuerza Manuela DAvila, aglutinando de esa forma a las fuerzas mayoritarias de la izquierda en torno a la fórmula del PT.

El acuerdo se basa en que si la justicia acepta la candidatura de Lula, Manuela será su compañera de fórmula. Si en cambio la justicia veta al ex presidente, D´Avila secundará a Haddad, quien irá por la primera magistratura del Brasil en nombre del histórico líder del PT hoy tras las rejas, que de esta forma buscará transformarse en el "gran elector" de los próximos comicios.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias