Se frena el crecimiento de China por efecto de la guerra comercial

Se desaceleró la inversión en varios rubros, entre ellos infraestructura, según datos oficiales. Las ventas minoristas, en tanto, aumentaron 8,8% en julio respecto del mismo mes de 2017

El gasto en infraestructura marcó un descenso, una mala señal para Beijing

Compartir

La economía de China comenzó a mostrar señales de enfriamiento mientras Estados Unidos se prepara para imponer aranceles aún más duros , luego de que la inversión en los primeros siete meses del año se ralentizó a un mínimo histórico y las ventas minoristas se debilitaron.

El crecimiento de la inversión en activos fijos se desaceleró más que lo esperado a un 5.5% entre enero y julio (su ritmo más débil desde que comenzaron a llevarse registros, en 1996), lo que subraya el debilitamiento de la demanda interna y en la confianza empresarial a medida que la guerra comercial con Estados Unidos se suma a las presiones domésticas por la campaña de Beijing contra el endeudamiento y la polución.

La cifra estuvo por debajo de lo que proyectaban los expertos, que anticipaban un crecimiento de 6,0%.

Las ventas minoristas, en tanto, aumentaron 8,8% en julio respecto del mismo mes de 2017, menos que el 9,1% que proyectaban los analistas.

La producción industrial, por su parte, creció 6,0% en julio, inferior al 6,3% proyectado.

Justo en momentos en que crecen las tensiones comerciales entre las mayores potencias del mundo, Beijing está impulsando una campaña para contener el crecimiento descontrolado del crédito y el aumento de la cartera vencida de los bancos. La medida busca evitar una crisis en el sistema financiero, pero está actuando como un freno a la demanda interna.

El crecimiento del gasto en infraestructura, un poderoso motor económico el año pasado, se desaceleró a 5,7% en los primeros siete meses del año.La inversión se esperaba que creciera un 6% en los primeros siete meses del año, estable desde enero a junio.

Mientras que las lecturas recientes sobre comercio e inflación hasta ahora solo han mostrado un impacto limitado de la guerra comercial con Estados Unidos, hay una creciente preocupación de que la escalada en las disputas pueda generar una desaceleración mayor que la prevista hace solo unos meses en la segunda economía más grande del mundo.

China y Estados Unidos se han aplicado una serie de aranceles sobre los bienes de cada uno en julio y agosto, y se prevé que la próxima semana anuncien tarifas adicionales.

En uno de los pocos puntos brillantes en los datos, la inversión en activos fijos del sector privado se fortaleció un 8.8% entre enero y julio, en comparación con un aumento de un 8.4% en la primera mitad del año. La inversión privada representa aproximadamente el 60% de la inversión total en China.

Demanda ante la OMC

En tanto, el Ministerio chino de Comercio anunció una demanda contra EE.UU. ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por su decisión de imponer aranceles del 30% a las importaciones de baterías fotoeléctricas y solares provenientes desde China."China ha iniciado oficialmente el 14 de agosto una investigación en la OMC del proceder de EE.UU.", indica un comunicado de la cartera china, en el que se describe la medida estadounidense como "violación de los acuerdos relacionados de la Organización Mundial del Comercio".Beijing insiste en la nota en la importancia de respetar las reglas de la OMC y exige a EE.UU. que corrija sus "medidas erróneas" para que "el comercio vuelva al cauce normal".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias