Trump justificó sus políticas: "Nuestro país se construyó sobre la base de aranceles"

El mandatario consideró que sus medidas llevarán a "nuevos acuerdos comerciales". El 23 de mayo se dispusieron impuestos adicionales de 25% al acero y 10% al aluminio. El Banco Central Europeo advirtió por las posibles medidas de represalia de otros países

Compartir

El presidente de EE.UU., Donald Trump, defendió ayer la guerra comercial que ha desatado contra varios países, diciendo que los aranceles llevarán a su país hacia "nuevos acuerdos comerciales".

"Nuestro país se construyó sobre la base de aranceles y los aranceles nos llevarán ahora hacia nuevos acuerdos comerciales", publicó ayer Trump en su cuenta de la red social twitter.

En el mismo mensaje, el mandatario calificó de "horribles e injustos" los acuerdos comerciales alcanzados durante el mandato de su predecesor, el demócrata Barack Obama.

"A otros países no se les debería permitir venir y robar la riqueza de nuestro gran EE.UU. ¡Ya no más!", agregó el magnate inmobiliario.

En los últimos meses, Washington ha impuesto aranceles a la Unión Europa (UE) y a varios países, como China, México, Canadá y Turquía.

En medio de estas tensiones generadas por Washington, el Banco Central Europeo (BCE) advirtió que la reacción de otros países al proteccionismo de EE.UU. con medidas de represalia empeorará la situación aún más para todo el mundo, lo que podría tener implicancias en el crecimiento económico general.

El 22 de enero, Trump aprobó aranceles de hasta 50% ciento a las lavadoras importadas para los próximos tres años y aranceles de hasta 30% los paneles solares importados por los próximos cuatro años.

Posteriormente, el pasado 23 de mayo, el gobierno de Estados Unidos dispuso aranceles adicionales de 25% al acero y de 10% al aluminio de los cuales excluyó a la Argentina, Australia, Brasil, Canadá, la Unión Europea (UE) y México. Pero las exenciones para Canadá, la UE y México expiró el 30 de junio y Washington se negó a ampliarlas.

El 31 de mayo, Canadá anunció que impondría sanciones "dólar por dólar" a importaciones provenientes de Estados Unidos por un valor de 16.600 millones de dólares. El 5 de junio, México estableció impuestos con efecto inmediato contra el acero y alumino, carne de cerdo y una serie de productos agrícolas estadounidenses, valuados en alrededor de 3 mil millones de dólares.

El 22 de junio, la Unión Europea (UE) aplicó impuestos de 25% ciento a importaciones de Estados Unidos por un valor de 2.800 millones de euros (3.200 millones de dólares) en represalia por los aranceles de Washington al acero y aluminio. Trump respondió amenazando con gravar en 20% contra los autos ensamblados en la UE.

El pasado 6 de julio, entraron en vigor los aranceles de Estados Unidos a artículos chinos por un valor de 34 mil millones de dólares, a lo que China respondió con sanciones equivalentes. El 1° de agosto Trump pidió el incremento de 10 a 25 por ciento de los propuestos aranceles a artículos chinos por un valor de 200 mil millones de dólares.

Esta semana, gobernadores del noreste de Estados Unidos y primeros ministros de provincias del este de Canadá exhortaron a Trump a poner fin a la guerra comercial entre ambos países y a renegociar exitosamente el TLCAN.

A pesar de la disputa, los participantes en la 42ª reunión anual de los gobernadores de Nueva Inglaterra y los primeros ministros del este de Canadá indicaron que los vínculos de cooperación entre esos estados y provincias siguen firmes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias