Trump rompe la tregua comercial con la UE y anuncia arancel de 25% a los autos

Es porque no levantaron medidas de represalia contra EE.UU.

Trump anunció los aranceles en un acto en West Virginia

Compartir

Menos de un mes después de que pactara una "tregua comercial" con el titular de la Comisión Europea (CE) Jean Claude Juncker, el mandatario estadounidense, Donald Trump, rompió ese acuerdo al disponer la aplicación de aranceles del 25% a los automóviles importados desde la Unión Europea.

«Vamos a fijar un 25% de arancel para cada coche que venga a Estados Unidos desde la Unión Europea", anticipó el presidente americano en un encuentro partidario en el estado de Virginia, al oeste del país.

De esta manera, Trump cumple la amenaza que ya descargó sobre Europa hace semanas. Entonces advirtió que, de no retirar la CE los gravámenes de reequilibrio aplicados en represalia por los aranceles al acero y aluminio de EE.UU., fijarían un impuesto del 20-25% a los coches de origen comunitario. "Si estos aranceles no son retirados pronto fijaremos un gravamen del 20% sobre todos sus coches que llegan a EEUU", advirtió el presidente estadounidense en su cuenta de Twitter.íConstruidlos aquí!", sentenció el pasado 22 de junio el mandatario estadounidense.

Las palabras de Trump llegaron horas después de que su secretario de Estado de Comercio, Wilbur Ross, dijera en una entrevista con «The Wall Street Journal" que habían retrasado el informe sobre la materia para valorar los aranceles.

Trump desdijo de forma contundente a su secretario de Estado, quien comentó que no estaba del todo clara la situación por las negociaciones en marcha que tenían con China y la UE. Ahora, las conversaciones podrían llegar a romperse si EE.UU. cumple con lo anunciado por el mandatario.

El anuncio del presidente norteamericano surtió efecto sobre las empresas automovilísticas. CIE Automotive, dedicada a la fabricación de componente, caía un 3,67% antes del cierre; Volkswagen sufría lo propio con un descenso de 2,3%; BMV, un 1,33; y Daimler, un 1,63%.

Las compañías de sector confiaban hace semanas en que se tratara tan solo de una amenaza aunque ahora las empresas europeas ven más cerca la imposición de aranceles.

La UE en este caso se juega 53.582 millones de euros en exportaciones a Estados Unidos. Esa fue la cantidad de dinero a la que ascendieron los coches y componentes vendidos en el país americano. Alemania, con 30.434 millones de euros, es el Estado miembro con mayores intereses en norteamérica en el caso de los automóviles.

Sin embargo, aún se desconoce cuando se aplicarán dichos aranceles y su impacto final, teniendo en cuenta que actualmente la importación de vehículos europeos solo comprende un 7% de las ventas totales del sector en EEUU. De hecho, algunas de las grandes fabricantes como Volkwagen, Daimler y Fiat Chrysler tienen fábricas en territorio estadounidense.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias