Dictan la quiebra de Hope Funds, la empresa que estafó a unos 2.200 inversores argentinos

Su dueño, Enrique Blaksey, está en la cárcel

Compartir

La Justicia comercial dictó la quiebra de Hope Funds, la empresa de Enrique Blaksley, quien es acusado de la mayor estafa de la historia argentina. La maniobra involucra a más de 2.000 inversores y a unos $1.500 millones.

Blaksley, más conocido como el "Madoff" argentino, está detenido desde abril acusado de estafas y lavado de dinero.

La investigación, que duró más de dos años y estuvo a cargo de la jueza María Romilda Servini y la fiscal Alejandra Mangano, también incluye a sus socios y presuntos cómplices: Federico Dolinkué; su cuñada, Verónica Vega, y su gerente administrativo, Alejandro Miguel Carozzino.

Durante la década pasada, Blaksley se comenzó a hacer conocido cuando su fondo de inversión comenzó a sponsorear al equipo de polo La Dolfina, propiedad de Adolfo Cambiaso. Además, trajo estrellas al país de la talla del tenista Roger Federer y del atleta Usain Bolt. Mientras tanto, ofrecía a través de Hope Funds contratos de mutuo en donde inversores -desde profesionales hasta jubilados- entregaban su dinero con la esperanza de recibir jugosos intereses del 12 por ciento.

La jueza Servini y la fiscal Mangano estiman que Blaksley encabezó con un entramado de 40 firmas nacionales y offshore un esquema Ponzi que habría involucrado al menos 2.230 damnificados para un daño estimado por los investigadores en $1.500 millones, indica Infobae.

La nueva quiebra, por otra parte, abre la puerta a la liquidación y remate de los bienes de Blaksley, como podría ser su casa en el country Pacheco Golf donde fue arrestado por la Policía de la Ciudad y donde se quejó en su indagatoria de "no tener agua caliente ni calefacción" además de manejar "un 207" y no el BMW X6 en el que fue visto por varios de sus acreedores y ex colaboradores.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias