El negocio inmobiliario de la Patagonia vuelve a seducir a los inversores extranjeros

Tras diez años de ausencia, comienzan a detectar atractivos valores de propiedades en dólares

San Martín de los Andes es otro de los destinos elegidos por los inversores

Compartir

La devaluación del peso, que desde comienzos de año alcanza el 51,5%, es un llamador para los extranjeros que quieren invertir en inmuebles en el país. Y en ese contexto, la Patagonia aparece como uno de los destinos más apetecibles para aquellos que buscan oportunidades en un mercado en donde los precios en dólares comienzan a estabilizarse y, en algunos casos, a caer.

Aunque en el sector inmobiliario patagónico aclaran que es un segmento muy exclusivo y limitado, también revelan que luego de diez años de estar literalmente detenido, comienza a reactivarse. "Existe un mercado de extranjeros. Notamos que en el último tiempo ha empezado tímidamente a volver la pareja de extranjeros enamorada del lugar y con ganas de hacer una inversión. Esto no pasaba desde el 2008 cuando la inversión de extranjeros había desaparecido", le explicó a BAE Negocios, Guillermo Villa, Gerente de Tizado Patagonia.

Con respecto a la actualidad del mercado general, el ejecutivo indicó que "se encuentra en un momento particular, dado que en los últimos años se ha notado un repunte importante, sobre todo, desde el momento que no hubo más restricciones con respecto al dólar. Esto transmitió seguridad a los compradores e inversores y se fueron incrementando las operaciones inmobiliarias. En San Martín de los Andes en particular, y en la Patagonia en general, se han generado muy buenas operaciones inmobiliarias".

Por su parte, su colega Sebastián Caretta, resaltó que "el mercado inmobiliario en Bariloche estuvo bastante dinámico los últimos dos años. Sin embargo, este último mes notamos una pequeña merma debido a la turbulencia del mercado cambiario que afectó a los créditos hipotecarios. Pero nuestra plaza tiene mucho potencial para los desarrollos inmobiliarios".

Productos y valores

Para Villa, "los departamentos son los que más demanda tienen, sobre todo del público turístico que se enamora del lugar y quiere o bien tener una inversión en la ciudad o contar con un lugar propio para venir a disfrutar". Caretta coincide y asegura que "mayormente los pequeños inversores apuntan a los departamentos monoambientes o de un dormitorio con fines turísticos. Casas y terrenos para vivienda familiar son un producto muy buscado también".

Los agentes inmobiliarios indican que los valores de departamentos dependen de la zona y la calidad de construcción pero cotizan a un promedio de u$s2.000 el metro cuadrado. En cuanto a las casas, un inmueble de 100 metros cuadrado en un lote bien ubicado dentro de un buen barrio ronda los u$s200.000.

Con respecto a cómo está impactando los vaivenes del dólar en el sector del real estate patagónico, Villa indicó que "afecta en la medida que haya una volatilidad permanente. En cambio, si en cortos plazos no cambia el valor, eso hace automáticamente que la gente, al momento de realizar una operación inmobiliaria, no piense en el dólar. Podemos decir que el 80% de los compradores, ya tiene los dólares guardados".

Caretta agrega que "la turbulencia del dólar afectó de manera sensible al mercado este último mes pero confiamos que en el corto plazo el mercado vuelva a activarse".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias