Una empresa familiar se quedó con la productora de manzanas Moño Azul

El Grupo Prima tendrá el control

En el último tiempo la empresa pasó varios conflictos

Compartir

El Grupo Prima concretó la compra de la mayoría accionaria de la empresa Moño Azul, tradicional productora de manzanas en el Alto Valle de Río Negro.

De esta forma, el holding de la familia Sánchez se quedará con el complejo de empaque y frigorífico de Vista Alegre, el complejo de Villa Regina, algo más de 700 hectáreas frutícolas en producción y otras 350 en blanco listas para plantar.

"Es un paso importante para nosotros y para todo el Valle de Río Negro", confió Nicolás Sánchez, Chief Executive Officer (CEO) del Grupo Prima, al portal Río Negro.

Moño Azul comenzó la producción de frutas en 1961, siendo unas de las pioneras del Valle, y consiguió liderar las ventas en el país, especialmente en el segmento premium, además de tener un buen desempeño como exportador. En 2008, la empresa vendió sus activos al grupo italiano GF Group, en más de u$s30 millones, para potenciar su perfil internacional.

Esta operación permitirá que el control y el management de la marca sea del Grupo Prima, por sobre el Grupo Orsero, de GF Group, que mantendrá un paquete minoritario. Según los Sánchez, hoy la marca está subexplotada y tiene buenas chances de competir tanto en la Argentina, como en Brasil.

Además, Grupo Prima podrá imprimir el logo Moño Azul, que permite añadir un diferencial de precio, a toda su producción frutícola, como distintas variedades de manzanas, peras, uvas de mesa y kiwi, entre otros.

Pero también tendrá otros desafíos, como una inversión millonaria en el reequipamiento de los centros de Vista Alegre y Villa Regina para adaptarlos a las exigencias actuales. Los compradores también deberán hacerse cargo de los 210 empleados permanentes, más otros 1.300 transitorios en las épocas de una buena cosecha.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias