Camioneros pegó el portazo y acusa a la CGT de trabajar junto al FMI

El debate caliente de Azopardo llegó casi hasta el pugilato; la fractura de la fractura continúa

Camioneros dejó su silla en la conducción de la central

Compartir

Camioneros pegó el portazo y tembló Azopardo 802. "Fue un piedrazo a la unidad", graficaron en la mesa chica de la CGT. Cuestión de peso fue la confirmación de que esa central tendrá monitoreo de la economía en contacto directo con el FMI, en una renovada versión de lo que los críticos a la cúpula de Azopardo consideran certificar a un país "atendido por sus dueños", como rezaban comercios de antaño. La fragmentación en la central obrera, como anticipó BAE Negocios, quedará en evidencia mañana cuando se lleve adelante el plenario de secretarios generales en La Fraternidad, con ausentes con aviso. En el sindicato liderado por Omar Maturano se presentará un plan de lucha donde la palabra "paro" estará escrita con un finito y tenue lápiz.

El camionero Omar "Manguera" Pérez ingresó a la reunión del Consejo Directivo como uno más. Desde marzo pasado reemplaza en la secretaría gremial a Pablo Moyano. Pero desde ayer el puesto quedó vacante. "Prefiero caminar en pelotas con la CTA que usar trajes italianos como el FMI", fueron algunas de las palabras que utilizó, parado en la sala del quinto piso de Azopardo 802. Unos miraban sorprendidos. Para otros fue el final de una renuncia anunciada.

En las cuatro páginas que leyó ante los miembros cegetistas, Pérez argumentó que Camioneros deja esa conducción (continuará siendo confederado a la CGT) por "falta de solidaridad" ante la millonaria multa que el Ministerio de Trabajo dictó sobre la Federación. La organización sindical liderada por Hugo y Pablo Moyano se movilizará hoy a la cartera laboral de Jorge Triaca, para repudiar una vez más la sanción.

En comunicación con este diario el letrado Hugo Moyano (h), quien presenció el encuentro en el edificio de San Telmo, añadió que "existen diferencias con la conducción", ejemplificando que "el paro de junio tenía que haber sido antes". El abogado agregó que "no se puede entender que se reúnan con el FMI, y menos que lo hagan de manera trimestral en Azopardo". La Federación, en tanto, ya tiene delineado una carta documento con destino a la CGT.

Su hermano, Pablo, desde la asamblea que encabezó en Coca-Cola recordó que "mientras se reunía CGT-FMI estaban reprimiendo a los astilleros en Ensenada. Yo no los veo acompañando a los docentes ni tampoco a los compañeros de Télam".

La decisión de Camioneros fue el tema central en Azopardo, donde no faltaron escenas de casi pugilato dentro del histórico edificio. "Le quisimos plantear al compañero Pérez que estaba equivocado pero no nos dejó hablar. Leyó un comunicado, seguramente dictado por Hugo, y se fue", confió un miembro del Consejo Directivo, testigo directo.

Atrás de Pérez y de Huguito Moyano, quien abandonó ayer el edificio fue Sergio Sánchez, titular de Sutpa. El lider del gremio de peajes también dejó la comisión directiva de la CGT, decisión que se piensa en Canillitas, dado el acercamiento de Omar Plaini al dirigente del camión.

"Acá nos quedamos los que hacemos políticas gremiales. Afuera están los que hacen política política", agregaron en los pasillos de Azopardo. Nobleza obliga, el acercamiento entre el presidente de Independiente y Cristina Fernández de Kirchner no cayó bien a los dirigentes sindicaslitas.

Si bien algunos intentaron bajarle el precio a la decisión de Camioneros, después del portazo que pegó Pérez la discusión puertas adentro giró en torno al abandono. "Solamente se detalló lo que se discutirá en el plenario", apuntaron gremialistas presentes.

En ese sentido, mañana, a partir de las 9, en el Teatro Empire, de La Fraternidad, se llevará a cabo el plenario de secretario generales de la CGT en el cual se discutirán dos puntos centrales: la situación política y social del país, y las medidas de fuerza a seguir.

"El paro no se descarta, pero acá adentro gana el sector dialoguista", se escuchó. Además, se ratificó que el triunvirato, en caso de huelga general, no movilizará en busca de evitar conflictos en las calles. Quiénes participarán del encuentro de mañana es todo una incógnita. El Movimiento de Acción Sindical Argentino (liderado por Sergio Sasia y Omar Viviani) ya confirmaron que no serán parte. Aliados al moyanismo definirán hoy, en la sede de pilotos, los pasos a seguir. La Corriente Federal sí será de la partida e insistirán en hacer efectivo un plan de lucha.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias