El Gobierno denuncia irregularidades en el uso de fondos para viviendas sociales

Frigerio afirmó que hay provincias que usan el dinero de Fonavi “para otras cosas”

Compartir

Tras recibir múltiples denuncias sobre irregularidades en el destino de los fondos otorgados para la construcción de viviendas sociales en todo el país, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, confirmó que hay provincias que utilizan el dinero de Fonavi “para otras cosas” y no para edificar las casas.

Ante esta situación, el Gobierno buscará reforzar los controles, entre los que se incluye que las provincias presenten un listado de beneficiarios antes de recibir el dinero de Nación para construcción de las viviendas.

El funcionario admitió que el déficit habitacional “es una  discusión muy dispar en cada una de las provincias, porque hay  provincias que usan los recursos del Fonavi para hacer viviendas, pero otras que, a partir de la crisis de 2001 y de la facilidad  que hubo desde ese entonces para destinar los fondos para otras cosas, los destinan a otros gastos y no al objeto para el que fue creado”.

“Lamentablemente, hoy la totalidad de los recursos del Fonavi no van a la construcción de viviendas. Pero celebramos la decisión de los gobernadores y del presidente Mauricio Macri de condicionar estos fondos para hacer más y mejores viviendas para los argentinos”, subrayó Frigerio, al disertar en el Consejo Nacional de la Vivienda, que se realizó en la ciudad de San Juan.

“Lamentablemente, hoy la totalidad de los recursos del Fonavi no van a la construcción de viviendas", advirtió Frigerio. 

Según el ministro, “hemos podido instalar en estos dos años que si nosotros no cambiamos básicamente la idea del Estado constructor a la del Estado dinamizador y que subsidia la demanda, no vamos a poder solucionar nunca el problema del déficit habitacional que enfrentamos”. 

“Hemos podido también avanzar mucho en la discusión del consenso fiscal respecto a la utilización de los recursos del  Fonavi que este año representan 16.500 millones en el presupuesto  nacional”, añadió y precisó que desde 2017 iniciaron alrededor de 13 mil  viviendas, terminaron unas 17.500 y cerraron el año con unas 50  mil viviendas en ejecución.

En este sentido, Frigerio remarcó: "Contamos también con recursos para el  Procrear, que es un instrumento que nosotros rescatamos y en el  Plan Nacional de Viviendas destinamos a aquellas familias que  tienen entre 2 y 4 salarios básicos e intentar que puedan acceder  a un crédito hipotecario, que se ha recuperado en la Argentina y  que es clave y vital para cumplir los objetivos que tenemos”.

“Con el impulso a los créditos hipotecarios vamos a poder resolver la problemática del déficit habitacional”, enfatizó. El funcionario subrayó que se han flexibilizado “las restricciones que había al uso de nuevas tecnologías para la  vivienda y eso va a posibilitar bajar los costos, que siguen siendo muy altos para la vivienda social”.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias