El Gobierno rechaza las acusaciones de persecución

“Hay garantías”, retrucó Marcos Peña

Peña rompió el silencio del Ejecutivo

Compartir

Terminó el silencio por los allanamientos a Cristina Kirchner. El Gobierno venía evitando hablar sobre la medida dispuesta por el juez Claudio Bonadio en el marco de la causa de las coimas reveladas en los cuadernos del chofer, Oscar Centeno. “No creo que se trate de una cuestión política”, respondió a este diario el jefe de Gabinete, Marcos Peña, a las acusaciones de la ex presidenta de que se sentía perseguida políticamente.

“Si algo faltaba para consagrar la persecución política, y el uso del Poder Judicial como instrumento de persecución política en la Argentina era esta causa”, había lanzado la senadora durante su discurso de anteayer en el recinto. Peña se refirió al caso al finalizar una reunión del Gabinete. Más tarde, el propio Mauricio Macri se refirió al tema y destacó el cambio propuesto necesita “que haya independencia de poderes, que no haya miedo, que realmente la Justicia pueda actuar en forma independiente”. El Presidente, además señaló que “seguramente todo ese proceso de los cuadernos y de salir a la luz tantas cosas genera todavía más razones para que se profundice la recesión económica”.

Hasta ayer, la única que había hablado en forma directa de la situación había sido la vicepresidenta, Gabriela Michetti, en las redes sociales. Ni Mauricio Macri ni Peña habían mencionado el tratamiento de los allanamientos en el Senado ni la marcha frente al Congreso. Ayer finalmente habló el jefe de ministros cuando el pedido del juez había sido votado con amplia mayoría en la Cámara alta.

Peña consideró que “hoy hay un normal funcionamiento de las instituciones” frente a “denuncias concretas” ligadas a la corrupción. “El proceso está totalmente garantizado para que haya derecho a la defensa”, destacó el ministro al brindar una rueda de prensa a los periodistas acreditados.

Según el Gobierno a “muchos de los personajes que hoy están en la tele o presos” son los mismos que sus dirigentes vienen denunciando desde hace años. “Nuestros dirigentes los denunciaban hace 10 o 12 años y ninguna de esas causas avanzó. Ahora están avanzando”, reflexionó.

En cuanto a los allanamientos aprobado por el Senado, Peña afirmó que “los pedidos judiciales hay que respetarlos” y acusó a la ex presidente de que en su gobierno hubo “una clara injerencia sobre el poder judicial”. “Creemos que cada uno se allane al procedimiento judicial. Las garantías están plenamente vigentes en la Argentina”, garantizó el funcionario.

El gabinete nacional volvió a reunirse ayer con el Presidente en el Salón Eva Perón. Allí se analizó la situación económica. “Se esperan meses difíciles”, insistió. Las causas de “esta turbulencia” la adjudican a las crisis en Turquía, Brasil, y a los cuadernos de la coimas. “Genera un impacto concreto en el corto largo que estamos trabajando para resolverlo”, dijo sobre el Gloria-Gate.

En cuando a las negociaciones con el peronismo sobre el Presupuesto, reconoció que “esperan ponerse de acuerdo” como lo hicieron con la Ley del Arrepentido y con la extinción de dominio, que ayer fue sancionada por el Senado y volvió a revisión a Diputados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias