El Gobierno intentará cerrar el acuerdo por el Presupuesto mientras negocia con el FMI

Tras la última reunión con el Gobierno, Lifschitz y Rodriguez Saá expresaron su rechazo a las negociaciones mientras que Urtubey y Weretilneck apoyaron los avances en el acuerdo

Compartir

Mientras el Gobierno retoma las negociaciones con el FMI, el acuerdo por el Presupuesto 2019 oscila entre convalidaciones y rechazos: por un lado, el Ejecutivo y una parte de los gobernadores aseguran que sólo faltan ajustar detalles; por el otro, los peronistas advierten que Nación insiste en traspasar gastos que las provincias no pueden afrontar en tanto que se niegan a modificar ciertos puntos.

Luego de que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se reuniera con los responsables de las carteras económicas provinciales, el Gobierno se mostró dispuesto a postergar por 12 meses algunos puntos del Pacto Fiscal, como la baja del impuesto a los Sellos, y subir la alícuota de los bienes personales radicados en el exterior. 

Para Frigero, esta propuesta significó que las negociaciones se encaminan a buen puerto pero fuentes vinculadas a los gobernadores que no integran el grupo de los dialoguistas aseguraron que difícilmente pueda arribarse a un pacto este mismo martes cuando los mandatarios se encuentren con el presidente, Mauricio Macri, más allá de de las cuestiones protocolares. 

A consideración  del gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, para la foto con el Gobierno "falta un trecho" ya que la intención es que los mandatarios provinciales sean "socios del ajuste".

"Nosotros no somos responsables del déficit nacional y es injusto que las provincias lo paguemos", reclamó ayer en declaraciones radiales en referencia al plan del Ejecutivo para alcanzar el el déficit cero en las cuentas del año próximo.

Y deslizó: "Es casi imposible que el gobierno (provincial) se haga cargo de todos los gastos que va a traspasar Nación. Obligaría a hacer recortes brutales en otras áreas"

Con una postura más radical, el gobernador de San Luis, Alberto Rodriguez Saá, exigió poder informarse sobre "cómo es el Presupuesto" y advirtió que si el proyecto de ley, que debe tratarse en el Congreso en las próximas semanas, "es verdaderamente horripilante y no hay otra forma", lo va a rechazar.

"Después de que nos vayamos el martes, vamos a estudiarlo y seguramente vamos a proponer modificaciones, porque ¿quién quiere votar el Presupuesto del FMI? Yo no", expresó y se quejó: "Todo este ajuste lo hace para pagarles a los de afuera. La deuda que tiene con San Luis no la paga, la deuda que tiene en distintos rubros, como el PAMI, las prestaciones de salud o las cárceles tampoco".

El Ejecutivo prevé poder cerrar el acuerdo este martes cuando los gobernadores participen de la cumbre con el presidente en la Casa Rosada y una parte de los mandatarios provinciales coinciden en poder concretar el proyecto.

En esta línea, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, le envió un guiño al Ejecutivo este viernes cuando apuntó a que "negar la Ley de Presupuesto al Gobierno es un acto de irresponsabilidad institucional".

"La construcción de un país federal es todavía una cuenta pendiente en la Argentina" planteó y pidió "trabajar desde cada una de las provincias para luego confluir en una Argentina verdaderamente federal".

Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro, también sumó su apoyo y negó que los dirigentes esten "en una situación de aprietes o de cosas no deseadas" sino que describió que el escenario es de "discusión que va a tener su resultado".

"Nuestros ministros de Economía vienen trabajando desde hace más de un mes con (el ministro del Interior, Rogelio) Frigerio en un presupuesto que permita cumplir con las metas del FMI y tener previsibilidad durante todo el año que viene", precisó Weretilneck durante una entrevista con Radio Mitre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias