Gioja apeló la intervención y sumó apoyos pero también retaceos a su conducción

Urtubey justificó la medida y deslindó al Gobierno, Schiaretti calla y Pichetto rechaza tibiamente

Gioja y Menéndez desafiaron la intervención en la calle Matheu

Compartir

La desplazada conducción del PJ nacional apeló hoy en la Justicia el fallo que intervino el partido y se movilizó a las inmediaciones de la sede de la calle Matheu, mientras prepara un Congreso para el 18 de mayo para continuar resistiendo la medida adoptada por la jueza federal María Servini. El desplazado titular del partido, José Luis Gioja, recibió el respaldo de distintos sectores del justicialismo. Sin embargo, el despliegue de apoyos dejó de manifiesto la falta de acompañamiento de otros tantos. El gobernador de Salta y principal referente de la liga de gobernadores, Juan Manuel Urtubey, evitó condenar la intervención y desligó al Gobierno de la situación, mientras que el bloque de senadores peronistas, dirigido por Miguel Pichetto, rechazó la decisión de Servini en escuetos términos.

A primera hora de la mañana, Gioja apeló la intervención del partido, al considerar político el fallo de la magistrada, quien tendrá ahora tres días para decidir si concede el recurso del dirigente sanjuanino. "No hay razón administrativa para intervenir el partido", sostuvo la apoderada del PJ, Patricia García Blanco, quien llevó adelante la presentación judicial junto al abogado Eduardo López, y agregó: "El partido funciona con sus órganos competentes. El fallo habla de elecciones perdidas".

Una vez cumplido el trámite judicial, la desplazada conducción del PJ se reunió a primera hora de la tarde en la sede de la Fundación Findel del barrio porteño de San Telmo, con la presencia de Gioja y otros integrantes de la conducción como Daniel Scioli, Fernando Espinoza, Daniel Menéndez, Alberto Rodríguez Saá, Víctor Santa María, Antonio Caló, Verónica Magario, Juan Manuel Abal Medina, Fernado Gray, Leonardo Nardini, Sergio Urribarri, Julián Domínguez, Gabriel Mariotto, Beatríz Rojkés de Alperovich, Antonio Caló, Pablo Moyano y Omar Plaini, entre otros.

Allí, todos coincidieron en calificar el fallo judicial como una intromisión en la vida democrática del PJ, además de sugerir que el macrismo había estado detrás de la medida con la mira puesta en las elecciones del año próximo, por lo cual exhortaron a lograr "la unidad" del peronismo para esos comicios.

El dato saliente fue que si bien Gioja destacó el apoyo de representantes del PJ de casi todas las provincias (sólo no llegaron respaldos de Córdoba y Salta), el único gobernador que estuvo en la reunión fue el puntano Rodríguez Saá.

Tras la reunión, Gioja, Menéndez y Magario se dirigieron a las cercanías de la sede del PJ de Matheu al 130, ya ocupada por hombres de Barrionuevo, donde desde hacía horas estaban concentrados militantes y afiliados, la mayoría de ellos integrantes de la agrupación Tupac Amaru, del sindicato de la UOM de Morón y del PJ de Merlo.

Allí, el ex gobernador de San Juan y actual diputado dijo que no se la van a "hacer fácil" a Barrionuevo, designado interventor, y remarcó que va a "agotar todas las vías" judiciales para revertir la decisión de Servini y mantener a la conducción elegida en 2016.

"No vamos a ir a esa sede porque esa sede ya la tomaron ellos. Pero no hace falta porque acá hay amigos y amigas que las tienen bien puestas, que no van a bajar los brazos y nos van a acompañar hasta el final", apuntó Gioja.

Por su parte, la intendenta de La Matanza confirmó la convocatoria al máximo congreso partidario para el próximo 18 de mayo para "ratificar a toda la conducción", a pesar del fallo de la jueza electoral. "A la intervención la consideramos nula si bien vamos a acatar cada fallo judicial", agregó por su parte el presidente del PJ bonaerense.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias