La CGT plantea convocar al Consejo del Salario y hablan de aumentos de emergencia

Las CTA quieren adelantar las 36 horas de huelga; la CGT, con más cautela

La central sigue la crisis con “preocupación”

Compartir

El minuto a minuto de la crisis gubernamental es seguido de cerca por la CGT, las CTA y otros bloques sindicales. La gama de repercusiones incluye el posible adelantamiento del paro general, tanto de Azopardo como las 36 horas de las centrales al mando de Hugo Yasky y Pablo Micheli como también pedir la convocatoria urgente del Consejo del Salario, potestad cegetista ante la cartera laboral o el formato de secretaría que se le asignaría en el esquema de crisis.

El triunviro Héctor Daer consideró que la eliminación del ministerio a cargo de Jorge Triaca "preocupa" al movimiento obrero pero instó a evitar "apresuramientos" respecto a anticipar la huelga del 25S. En otra vereda de posición las CTA Autónoma y de los Trabajadores es por la aceleración de la protesta. Así lo expresó Pablo Micheli: "más despidos y menos Estado, todo más caro, los salarios y jubilaciones pisoteados" resumió para expresarse a favor de adelantar la medida de fuerza, con movilización que decretaron a partir del mediodía del lunes 24.

En sintonía Pedro Wasiejko, desde la cúpula de la CTA Yasky le resumió a BAE Negocios: "La decisión del gobierno para eliminar ministerios claves como Trabajo y Salud, la certeza de que llegan más despidos y más ajuste ameritan que consideremos anticipar la medida".

Ambas centrales consideran que el Ejecutivo "vislumbra con ligereza" la pérdida de puestos de trabajo, "lo cual no es otra cosa que paralizar sectores del Estado que brindan servicios por los que menos tienen", enfatizó Wasiejko.

Sin pausa de fin de semana también el "Frente Sindical para el Modelo Nacional", denominación que asumieron los 70 sindicatos que integran la Multisectorial 21F, con Camioneros en la primera línea, se reunirán en Smata mañana por la mañana. Desde ese bloque, Omar Plaini (Canillitas), quien reviste en rol de "canciller" sindical para tratar de articular organizaciones distantes, no ocultó su desazón por las variables de la economía y el incierto status quo de la Casa Rosada. Plaini viene sosteniendo que la gravedad de la crisis "con el timón del país al mando de Cambiemos" revela no solo hecatombes económicas "sino de profunda raíz y matriz política".

La alternativa de una convocatoria urgente al Consejo del Salario ya había sido barajada por algunos jefes sindicales que durante el fin de semana prefirieron guardar reparo respecto a la misma. Aunque otros la consideraron "algo posible en días donde todo lo es", el ex diputado nacional Héctor Recalde enfatizó que dicha circunstancia es una variante obligada, "es una facultad de la CGT de acuerdo a las normas vigentes. En cuanto a obligaciones morales del Gobierno ya corresponde dar un aumento de salarios de emergencia, a solo efecto de paliar un poco la pérdida de poder adquisitivo del salario. Ademas de la convocatoria para renegociar la paritaria en cada uno de los convenios colectivos".

Respecto a desactivar el ministerio de Trabajo, el moyanismo respondió con partitura peronista, "esto es volver a la etapa del pre peronismo" le sintetizó Hugo Moyano (h) al diario Crónica. Desde ese sector Marcelo Peretta líder de los trabajadores Farmaceúticos elevó la apuesta "la devaluación del ministerio de Trabajo en secretaría ofrece a las claras el verdadero interés del Gobierno por los trabajadores".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias