La crisis obligó a adelantar medidas de ajuste

El Gobierno busca un ahorro fiscal de 65.500 millones de pesos hasta 2019. Redujo los reintegros a la exportación, bajó las retenciones de los derivados de la soja y eliminó el Fondo Federal Solidario (FOFESO)

Las medidas fueron informadas por el equipo del Ministerio de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne

Compartir

En medio de la visita del Fondo Monetario Internacional, el Gobierno de Mauricio Macri volvió a tomar medidas de ajuste que buscan un ahorro fiscal de 65.500 millones de pesos hasta 2019. Mediante una comunicación, el equipo del Ministerio de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne informó un nuevo paquete de ahorro de $12.500 para lo que resta del año y $53.000 para 2019.

Además de reducir los reintegros a la exportación y la baja de las retenciones de los derivados de la soja, el Ejecutivo eliminó el Fondo Federal Solidario (FOFESO), a través del cual se transfería a las provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja.

Desde que el Gobierno comenzó a debatir con las provincias el Presupuesto 2019, uno de esos puntos más “viables” de recorte era el Fondo Federal Solidario con un alcance de 18 mil millones de pesos. La Nación pidió a las administraciones provinciales una poda de gastos de 100 mil millones de pesos para lograr las metas acordadas con el FMI. “La eliminación del FOFESO compensa el esfuerzo fiscal que les pedimos a las provincias. Ya estaba avanzado y sobre la mesa”, explicaron fuentes oficiales.

  

El fondo fue creado mediante el DNU 206 en 2009 con el objetivo de financiar obras en las provincias y los municipios para mejorar infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial, con la prohibición de utilizar esas sumas para el financiamiento de gastos corrientes.

El Gobierno aclaró ayer que la reducción de los reintegros a la exportación, que se deduce de recaudación coparticipable, compensa parcialmente la pérdida de ingresos de las provincias. El ahorro fiscal para la Nación será de $ 8.500 millones en 2018 y $ 26.500 millones en 2019.

Las negociaciones con las provincias quedaron en manos del Ministerio del Interior bajo la supervisión de la Jefatura de Gabinete. Cada distrito estaba al tanto del menú propuesto por la Casa Rosada con vistas a reducir el déficit fiscal en 1,3%. En el Gobierno se hablaba de una contrapropuesta, pero finalmente salió el decreto de ajuste que inicialmente estaba previsto para el año que viene, pero el agravamiento de la crisis económica, aceleró los tiempos. Las medidas tomadas ayer afectan a los distritos que el año pasado firmaron el pacto fiscal. San Luis y La Pampa no reciben  dinero del fondo por no haberse adherido al acuerdo.

El Presupuesto tiene que estar cerrado antes del 15 de septiembre, que es la fecha límite de presentación en el Congreso de la Nación, el único órgano con facultad de aprobar el proyecto de ley que define los gastos del Estado. En lo que es el recorte a las provincias podrían sumarse otros ítems a revelarse dentro del próximo mes. Fuentes gubernamentales aseguraron a este diario que no habrá achiques presupuestarios en lo social, como jubilados, medicamentos o docentes. Tampoco se tocarán los fondos correspondientes al Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi), el programa de desarrollo de viviendas en todo el país, que este año está cerca de los 17 mil millones de pesos. Las Provincias sin embargo podrían sufrir otros ajustes, como el subsidio a los transportes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias