Peña volvió a apelar al voluntarismo, se aferra al cargo y asegura que "no hay fracaso económico"

"El país va a salir fortalecido, lo dicen todos los indicadores"

Marcos Peña

Compartir

Otra vez intentar calmar a los mercados. Esa fue la estrategia del Gobierno en las primeras horas de ayer. Esta vez salió a la cancha el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el hombre más cercano al Presidente, quien intentó llevar ánimos de tranquilidad. A los pocos minutos, la City marcaba un nuevo récord del dólar.

Después de que la moneda norteamericana se disparó 8% el miércoles ûencima de $34- y anunciaron un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el jefe de ministros descartó próximos cambios en el gabinete. En la jornada frenética de anteayer surgieron fuertes rumores de renuncias en las que involucraron a Peña y al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. "El Presidente está convencido de su equipo", dijo el jefe de Gabinete a la prensa. Pese a que las palabras del funcionario buscaron frenar una nueva escalada, el dólar se disparó rápidamente a los 40 pesos.

Se había jugado la carta más valiosa cuando el Presidente dedicó menos de dos minutos en un mensaje para generar certidumbre a los mercados. Tampoco sirvieron las palabras del jefe de gabinete ni las medidas de Banco Central de la República Argentina de aumentar la tasa monetaria a 60%. En la primera hora de la apertura de los mercados todo parecía derrumbarse.

El Gobierno sigue igual hablando de turbulencias y tormentas, y ratifica el rumbo del plan económico. Lo hizo primero Macri, después Dujovne y Peña. Este último dijo ayer que "no hay fracaso económico". "Estamos convencidos de que hay un rumbo claro y vamos a salir fortalecidos", buscó convencer el jefe de Gabinete en un breve diálogo con periodistas en el marco del Council of the Americas.

La intranquilidad en los mercados y el dólar no logra frenarse. El Ejecutivo aduce que se debe a "problemas estructurales" que se "van a ir resolviendo". La defensa del gabinete al programa económico fue argumentado por el crecimiento de 5% de la economía en el primer cuatrimestre del año. "Tenemos que seguir trabajando. La Argentina va a salir fortalecida. Lo dicen todos los indicadores", aseguró Peña en tono alentador.

En los momentos críticos, el gobierno también suele reconocer sus propios errores. Según Peña, hubo "un exceso de optimismo", aunque volvió a culpar al "fracaso estructural es el desequilibrio que recibimos en 2015". "Pensar que se puede crecer a partir del consumo es una ilusión, no funcionó en ninguna economía del planeta", dijo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias