Sustancias tóxicas en la vivienda de Cristina, el detalle final de los allanamientos

Denuncian a Bonadio ante la Magistratura

El allanamiento en la calle Uruguay dejó secuelas

Compartir

Las denuncias por irregularidades durante los allanamientos a los domicilios de la senadora Cristina Kirchner presentadas por su abogado Carlos Beraldi se vieron envueltas en una polémica a raíz de la presunta existencia de un material tóxico que habría sido arrojado en el departamento que la ex mandataria posee en el barrio de Recoleta.

Beraldi realizó una presentación contra el juez federal Claudio Bonadio ante la Justicia y el Consejo de la Magistratura por la existencia de serias “ilegalidades” durante esos operativos; advirtió además que en las viviendas de la ex mandataria no habían “bóvedas ni documentos u objetos que puedan tener una procedencia ilícita”, y advirtió de qué materiales tóxicos habrían sido depositados en una de esas viviendas.

“Se filtraron a la prensa, como es costumbre, datos absolutamente falsos: en ninguno de los domicilios hay bóvedas ni documentos u objetos que puedan tener una procedencia ilícita”, comenzó diciendo Beraldi en un documento en el que insistió en que se le “impidió controlar, como abogado defensor y como única persona que se encontraba en el domicilio, el allanamiento que se llevó a cabo en el inmueble de la calle Uruguay”.

Sostuvo además que se violaron “expresamente las disposiciones constitucionales, la ley dictada en consecuencia y lo que el Senado de la Nación dispuso en particular para este allanamiento”, todo lo cual dijo que fue denunciado “ante la justicia penal competente, el Consejo de la Magistratura, el Colegio de Abogados y será puntualizada a cada uno de los jefes de bloque del Senado de la Nación”.

El letrado dijo que el allanamiento en la vivienda de El Calafate se extendió “en el tiempo de manera ilegal y deliberada con el inequívoco propósito de seguir generando estrépito y material” para las tapas de los diarios del fi n de semana y advirtió que se llevaron “documentación que guarda relación directa con el cargo de Senadora de la Nación” y que “ni siquiera se salvó el único auto que mi representada tiene: una camioneta Honda del año 2009”.

Sobre el allanamiento en El Calafate, Beraldi dijo que “no se está preservando la cadena de custodia de las cosas que están siendo requisadas”.

Pero además, el letrado denunció que luego del allanamiento al domicilio de Recoleta habrían aparecido allí sustancias “tóxicas” que terminaron afectando a la persona que “se dedica habitualmente de las tareas del hogar” junto con otras dos personas.

Una vez hecha pública la denuncia el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, decidió salirle al cruce al afirmar que “no se dejaron tóxicos bajo ningún punto de vista” y que nadie “puso ni sacó nada que no corresponda”.

Por su parte, y luego de las afirmaciones de Roncaglia, voceros de la líder de Unidad Ciudadana difundieron un certificado emitido el domingo pasado en el Hospital de Clínicas que lleva la firma de un facultativo en el que da cuenta de la existencia de un “tóxico de contacto” que afectó a la empleada en cuestión quien concurrió para ser atendida, presentando “síntomas de irritación en piel y mucosas”.

En tanto que Gregorio Dalbón, otro de los letrados de la ex mandataria negó la posibilidad de un “atentado”: “No creo bajo ningún punto de vista que hayan querido atentar contra la vida de la ex presidenta, nadie quiso matar a nadie”, dijo, aunque si reconoció que alguien “puso un producto que pueda llegar a dañar en lugares donde son habitualmente utilizados por Cristina como los cajones donde guarda su ropa” por lo que “un poquito de maldad hubo”, añadió.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias