Las mujeres estudian cada vez más que los hombres, pero siguen ganando menos

Un informe de la OCDE señala desigualdades laborales de género entre jóvenes argentinos

El estudio anual de la OCDE sobre educación reveló brecha de género en el país y en el mundo

Compartir

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señaló ayer en un informe las desigualdades de género en las tasas de empleo entre jóvenes argentinos, y advirtió de la escasa inversión y el bajo acceso a la educación de la primera infancia en el país.

En su revisión anual de la situación de la educación, el organismo expuso que solo el 43% de las mujeres entre 25 y 34 años con educación secundaria tenían un empleo en 2017, mientras que entre los hombres de ese rango de edad y con similar formación la ocupación se situó en el 84% en el 2017.

Esta brecha, "ligeramente más amplia" que en los vecinos Brasil y Chile y "considerablemente mayor" que la media de la OCDE, se reduce cuanto mayores son los niveles de educación, de modo que entre los adultos jóvenes argentinos con educación secundaria superior la diferencia pasa de 41 puntos porcentuales a 25, y entre los que tienen educación terciaria, a cinco. A tono con el diagnóstico global, que indica que las mujeres estudian cada vez más que los hombres pero siguen ganando menos, en el país el 34% de los hombres tenían una educación por debajo de la secundaria, en comparación con el 25% de las mujeres

En las cifras mundiales, las mujeres representan un porcentaje cada vez mayor de los titulados universitarios en la OCDE, pero eso no impide que sigan ganando menos que sus colegas masculinos y, de hecho, la brecha en ese nivel de estudios es más elevada. El estudio indica que un 50% de las mujeres de 25 a 34 años tenían estudios universitarios en 2017, frente al 38% diez años antes, mientras que entre los hombres los porcentajes pasaron del 30% al 38%.

Radiografía local

En cuanto a la educación de la primera infancia, el organismo indica que está mucho menos extendida en Argentina que en los países de la OCDE y Brasil y Chile, y el gasto del país en estos servicios como porcentaje del PIB es aproximadamente la mitad que la media entre la OCDE.

Este tipo de educación comienza más tarde en Argentina: en 2016, el 10 % de los niños de 2 años la recibía, en comparación con el 39% en Brasil y el 45% de media en la OCDE; y el 40% de los niños de 3 años, frente al 62 % en Brasil y el 75% la OCDE.

La mayoría de los niños que asisten a programas de desarrollo de la primera infancia lo hacen en centros privados (56%), al contrario que en los programas preescolares, donde el 68% de las matrículas corresponde a instituciones públicas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ver mas noticias