(Brasi, 2019; dirigido por Mostafá Veloso; Mubi)

Eduardo Coutinho quizás no sea un cineasta demasiado conocido para quienes solo ven estrenos en grandes salas. Sin embargo, fue un auténtico genio del cine documental -y del cine brasileño, y del cine todo- que logró reflejar cambios sociales y contradicciones de un mundo sin dejar de apostar por la belleza o la gracia de la conversación inteligente. Alguien que supo contar lo cotidiano en la gran Edificio Master o el arte de hacer arte en Jogo da Cena. Banquete Coutinho revisa toda esa obra y funciona perfectamente como un impulso para acercarse a ella, además de darnos a conocer a un tipo encantador, lleno de humor y de ganas de transformar el mundo en arte y viceversa.

Más notas de

Leonardo Desposito

El Cocodrilo: cuando el terror comparte la amabilidad de la comedia

El Cocodrilo: cuando el terror comparte la amabilidad de la comedia

Había una vez en Hollywood: el mundo del cine según Tarantino

Había una vez en Hollywood: el mundo del cine según Tarantino

Duro de matar: una obra maestra del cine de acción y aventuras

Duro de matar: una obra maestra del cine de acción y aventuras

Misón: Imposible-Protocolo fantasma; la maestría de Brad Bird

Misón: Imposible-Protocolo fantasma; la maestría de Brad Bird

El Festival de Mar del Plata logró buenos números en su edición virtual

El Festival de Mar del Plata logró buenos números en su edición virtual

Swallow: el terror y el suspenso bajo la perfección cotidiana

Swallow: el terror y el suspenso bajo la perfección cotidiana

El Museo Dalí de Figueres: ver arte dentro de una obra de arte

El Museo Dalí de Figueres: ver arte dentro de una obra de arte

Seguimos latiendo: el tango siempre está vivo

Seguimos latiendo: el tango siempre está vivo

El regreso del disco de oro del Voyager I: más allá y más acá del teatro

El regreso del disco de oro del Voyager I: más allá y más acá del teatro

Festival de cine de Mar del Plata: final con mucho para ver

Festival de cine de Mar del Plata: final con mucho para ver