Lo vamos a repetir hasta el fin de los tiempos (no, no falta poco, pare con el pesimismo): El Guardaespaldas, película de Mick Jackson que en realidad es de su guionista Lawrence Kasdan, es casi una obra maestra. Todos vieron el trailer y pensaron que era una pavada romántica con su super tipo (el genial Kevin Costner) protegiendo a la estrellita pop (la genial Whitney Houston), pero es otra cosa. Por un lado, un cuento de caballería trasladado al mundo contemporáneo, con alusiones míticas al rey Arturo y a los samurais. Por el otro, una historia de amor adulta entre dos personas solitarias pero inteligentes, contada con una sensibilidad y un pudor similares a los de Clint Eastwood en Los puentes de Madison. Y a eso hay que agregarle la banda de sonido extraordinaria (oigan sobre todo "I have nothing". Un nueve, vea. Qubit.TV

Más notas de

Leonardo Desposito

Películas políticas que no sabías que eran políticas

Kate Winslet yLeonardo DiCaprio en TItanic, también filme político

Cines de EE.UU. en guerra con las plataformas de streaming

Space Jam, víctima del SVOD

Netflix apuesta por contenidos propios y no compra empresas

The Witcher, uno de los contenidos estrella de Netflix

Cuatro "películas de chicos" para disfrutar todos en Netflix

Los Mitchell vs. las máquinas, gran animación de Netflix

El "pase sanitario" destroza cines en Francia

Kaamelott, película herida por las restricciones sanitarias en Francia

PornHub, el arte erótico y la furia de los grandes museos

El nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli

Vampiros, títeres y Leo García para pasar un gran fin de semana

La danza de los vampiros, de Roman Polanski

Abbas Kiarostami: poesía para terminar con las polémicas

El viento nos llevará, joya de Kiarostami

Netflix: menos crecimiento y lanzamiento de videogames

Netflix va por los videojuegos

Cuatro películas de Prime Video que merecen redescubrirse

Tom Hanks y Halle Berry en El atlas de las nubes