Dolittle es una de esas películas donde lo mejor está fuera de la pantalla. Lo mejor es la historia de alguien que reconquista la felicidad después de la tristeza, después de una soledad que no considera como tal. Pero esa película posible y fantástica, donde los animales pasan a ser símbolos de un consuelo que no es tal, pasa por el costado de lo que vemos en el cine. Lo que vemos es un par de buenas actuaciones (Robert Downey Jr. no puede ya dejarnos indiferentes) y una serie de efectos especiales cuya espectacularidad no alcanza para atrapar nuestras emociones sino solo ocasionalmente. Aún así, es mejor que las versiones del personaje que realizó Eddie Murphy y se acerca un poco a la clásica de Rex Harrison. En el fondo, una pena.

Título original: Ídem, EE.UU., 2020
Duración: 110’
Dirección: Stephen Gaghan
Intérpretes: Con Robert Downey Jr., Tom Holland, Emma Thompson
Calificación: Apta para todo público