Embriagado de amor

Para muchos, Embriagado de amor es "la mejor película con Adam Sandler". Bueno, es de las mejores. También es de las mejores películas de Paul Thomas Anderson, uno de los realizadores más importantes de estas décadas. El resultado es la historia de un tipo con una fábrica de absurdos objetos de plástico, solitario y con demasiadas hermanas que se enamora de una mujer perfectamente compatible con él (una bellísima Emily Watson). Sería poco ético contar las vueltas de la historia, los momentos hilarantes y emotivos, o la genial participación de Phillip Seymour Hoffman. Ya, un clásico moderno del cine (y muy divertida).

Larry Crowne

Amabilidad, tu nombre es Tom Hanks. Un tipo sin trabajo se reinventa, vuelve a la Universidad, recupera una forma de la libertad y se enamora (de Julia Roberts, bueno, es más que lógico). Una película que gira alrededor de la gente común y de cómo a veces la vida se parece a un cuento de hadas. ¿Por qué es buenísima? Por eso, porque nos introduce tranquilamente en el mundo de sus protagonistas, porque trata sobre la felicidad y porque los actores hacen eso tan difícil que es parecer "gente común"- El filme con y de Tom Hanks merece verse.

El amor cuesta caro

Hay que ver a los hermanos Coen, incluso con sus películas más aparentemente dramáticas, como humoristas y satiristas. El amor... es una de las más evidentes, con su abogado de divorcios (George Clooney) atrapado en las redes de una cazafortunas (Catherine Zeta-Jones) está llena de vueltas de tuerca, de ritmo caricaturesco (a veces parece un dibujo animado) y su muy sólido guión. Incluso así, la película es una comedia romántica que aprovecha las herramientas del género para hacer otra cosa, y en eso radica su principal atractivo.

Mi súper ex-novia

El inventor de la comedia de "gente común metida en un problema relacionado con lo fantástico" Ivan Reitman logra aquí algo más que una comedia romántica: se ríe de la batalla de los sexos y del mundo de las citas con este pobre Luke Wilson enamorado de una superheroína (Uma Thurman) un poco demasiado tóxica, y de la venganza de la señorita ante la previsible ruptura. Llevar todo al extremo es una de las mejores herramientas que tiene el creador de Los Cazafantasmas para la risa y el amor.

Más notas de

Leonardo Desposito

Películas de superhéroes para quienes odian a los superhéroes

Capitán América, un homenaje a los años 40

La televisión tradicional ya no tiene nuevos espectadores

Canales FAST, la respuesta de la TV a Internet

Cuatro animés para entender el animé en Netflix

Belle, de Cannes a Netflix

Ciencia ficción más allá de la pura fantasía en Paramount+

La llegada, ciencia ficción sin fantasía

Cuatro filmes esenciales de Steven Spielberg en Netflix

Tiburón, todavía efectiva obra maestra

El mejor cine de los ochenta para ver continuado en Star+

Aliens, el regreso, una obra maestra (sí, señor) de los ochenta

Adiós a Jean-Luc Godard, último sobreviviente de la Nouvelle Vague

Godard a fines de los 50: el hombre y la cámara

Cuatro comedias negras para disfrutar en HBO Max

Este es el fin, cima de la comedia negra

Lo mejor y lo peor del cine fantástico, gratis en Archive.Org

Carnival of Souls, un filme de enorme influencia en el cine

Se extingue el espectador de TV: hábitos de los nuevos espectadores

Jugar y usar redes sociales: pasatiempos favoritos de los más jóvenes