Dado que uno de los fenómenos de estas semanas es la aparición de Disney+ en la Argentina, y que hace un par de semanas ya nos ocupamos de los primeros largometrajes de don Walt, vamos a hacer un alto en las preocupaciones, broncas y dolores de estos días y a recomendarles cortometrajes que se encuentran en la plataforma. Hay muchos, aunque no todos los que debería de haber (todo lo "histórico" se resume en ese campo a poco menos de veinte títulos), pero lo que hay incluye joyas y obras maestras de todo tipo.

Dos históricos principales. Uno es Steamboat Willie, el primer corto animado con sonido sincronizado producido específicamente para el cine sonoro, protagonizado por Mickey Mouse. El primer corto de Mickey en realidad fue Plane Krazy, como Steamboat... de 1928. Pero cuando estaba por estrenarse, Disney vio una prueba de sonido sincronizado. Mandó a hacer una banda sonora para Plane... y produjo Steamboat... directamente pensando en la música. Inventó muchas cosas en ese corto: por ejemplo, que a los "sonidos" fueran sustituidos por fantasías hechas con instrumentos. Esa idea se llama, técnicamente y como homenaje, "Mickeymousing" y ha sido utilizada en todo el cine (Tarantino es fan, por ejemplo). El otro histórico es Flowers and Trees, de 1932, el primer corto animado en Technicolor, y el que obligó a crear el Oscar de la especialidad. También se produjo primero en blanco y negro, cuando Disney conoció el Technicolor y decidió rehacerlo en colores.

El tercero "histórico" es The Old Mill. Fue la primera vez en que se usó´la cámara multiplano (permitía filmar varios acetatos separados por diferentes distancias para crear una sensación de 3D) de manera sistemática en el cine, y es una fantasía realista sobre un molino y un conjunto de animales que se enfrentan a una feroz tormenta. Es, además, de un gran lirismo.

Faltan, y es una lástima, los cortos producidos para el esfuerzo de guerra. Pero hay varios cortos de Donald que merecen ser revisados absolutamente. Chef Donald muestra al personaje -siempre mucho más realista en su comportamiento con el mundo, que además le patea en contra, que Mickey- tratando de hacer waffles con la mezcla equivocada, lo que genera un desastre que se vuelve surreal. Bearly Asleep lo coloca en la situación de tener que poner a hibernar a Humphrey -gran personaje de Jack Hannah-, un oso absolutamente insufrible que después apareció en otros cortos. Completemos la lista con los cortos de Goofy How to Swim y How to Fish, paraodias de "cursos" muy populares en los años 40 y 50 en los EE.UU., con el personaje como el "hombre común" mucho más torpe que la media.

Más modernos, dos películas que deberían ser obligatorias. Uno es Destino. En realidad comenzó a desarrollarse como parte de una continuación de Fantasía en los años 40, pero por cuestiones de producción (la guerra, sobre todo) fue dejado de lado y no se retomó hasta 2002. Es la única colaboración entre Salvador Dalí y Walt Disney, y fue además uno de los últimos desarrollos en Disney Europa, el estudio de animación que, a principios de este siglo, la firma tuvo en el Viejo Continente. Dirigido por Dominique Monfray, el filme presenta una fantasía con todos los elementos icónicos del arte daliniano, y el diseño de personajes típicos del "estilo Disney". 

El otro es Lorenzo, ganador en 2004 del Gran Cristal de Annecy (el mayor premio de la animación) y dirigido por Mike Gabriel, responsable del diseño de personajes de, por ejemplo, Ralph, el demoledor. La película muestra a un gato con una cola gigante, maldecido por otro, rabón. Todo ocurre en Buenos Aires, con fondos que unen la pintura al óleo con lo digital y recuerdan San Telmo o las fuentes de la 9 de Julio. La música es "Bordoneo y 900", de Osvaldo Roggero interpretado por Juan José Mosalini y su orquesta (y quizás uno de los mejores usos del tango en el cine). Más allá de lo argentino del asunto, el corto es impecable por su mezcla de tradición cómica y modernidad formal. No hay muchos así, experimental y popular al mismo tiempo.

Lo que nos lleva al corto que une todas estas tendencias, las viejas y las nuevas, en una sola y misma cosa. Get a Horse, que pudo verse en cines hace unos años como preludio de Frozen, es el último corto a la fecha de Mickey Mouse. Comienza como si se tratara efectivamente de una de esas películas de los años 30, con animación surreal, blanco y negro, ambiente rural y animales de granja. Hasta que llega Pete, el malo, y pasa algo rarísimo: se rompe la pantalla de cine y los personajes comienzan a entrar y salir de ella. Pero hay más: cuando "salen", están en colores y 3D, como personas del mundo real, y la pantalla es enorme. Cuando "entran", vuelven al universo de los años 30. El conjunto se vuelve cada vez más desaforado y vertiginoso a medida que el corto avanza, y es tanto un homenaje como un experimento notable que se concentra, sobre todo, en la comicidad.

El lector podrá buscar otros cortos. Hay también películas hechas con cortos o mediometrajes (la semana pasada recomendamos Las aventuras de Ichabod y Mr.Toad, pero fíjense en Melody Time, que incluye un momento genial de Donald bailando samba y otro impecable con el Vuelo del Moscardón, de Mussorgsky, en tiempo de jazz). Y, además, está todo el acerbo de Pixar (Knick Knack, Lifted y Presto son, con mucho, los mejores de esa línea). En el corto hay una enorme libertad y todos los mencionados guardan toda su fuerza cómica.

Más notas de

Leonardo Desposito

Liam Neeson, héroe de la taquilla estadounidense

Liam Neeson, el héroe de acción maduro que gana en la taquilla post pandemia

Cuatro grandes películas "escondidas" on demand

Cuatro grandes películas "escondidas" on demand

Julio Chávez vuelve al escenario

Julio Chávez vuelve al escenario

Cine de arte, gratis, para todos

Cine de arte, gratis, para todos

Para qué sirve la industria del erotismo

Para qué sirve la industria del erotismo

Fragmentos de una mujer: Crueldad para el gran público

Fragmentos de una mujer: Crueldad para el gran público

Qué fue lo más visto en 2020 en plataformas, según Nielsen

Qué fue lo más visto en 2020 en plataformas, según Nielsen

Doce joyas en Netflix que pocos saben que están en Netflix

Doce joyas en Netflix que pocos saben que están en Netflix

Hollywood volvería a posponer estrenos durante 2021

Hollywood volvería a posponer estrenos durante 2021

All That Jazz: cómo festejar el final de la vida según Bob Fosse

All That Jazz: cómo festejar el final de la vida según Bob Fosse