Bajos Instintos

Sin dudas, Bajos instintos es el mayor de los thrillers eróticos, dirigido con mano de acero por Paul Verhoeven y con un trabajo inolvidable de Sharon Stone como esa bella, perversa, inteligentísima escritora de policiales de quien se sospecha que es una asesina serial, y vuelve loco al detective que interpreta Michael Douglas. Pero pocas veces se dice que es, también, una gran sátira del cine de suspenso, sus trucos y sus trampas. A medida que pasa el tiempo, como los buenos vinos, mejora. Un clásico irónico -y mega exitoso en todo el mundo- que hoy, corrección política mediante, nadie se atrevería a filmar. Netflix.

Colateral

La última gran película hasta ahora (viene mal, el hombre) de Michael Mann. Jamie Foxx es un taxista. Tiene la mala suerte de que se le suba al auto un tipo con una serie de encargos al que debe llevar y traer durante toda la noche. Y resulta que esos encargos son matar gente. El villano psicópata, frío, perfecto lo interpreta Tom Cruise con una clase que muchos no suelen reconocerle. El filme es brillante y mantiene la tensión hasta el último segundo, con un nervio que se tensa de manera inceíble. También responde a una pregunta: ¿nos gustaría formar parte de una ficción? Netflix.

Ransom

Inspirada en un filme de Kurosawa y remake de uno estadounidense, Ransom es la lucha de clases transformada en thriller de suspenso. Una banda secuestra al pequeño hijo de un millonario (Mel Gibson). Pide rescate. El hombre decide no solo no pagar, sino ofrecer el dinero como recompensa al que traicione a los secuestradores. Y mientras tanto, entendemos la dinámica del dinero, los motivos del lúmpen, la angustia infinita de ser padre, la inepcia de las fuerzas de seguridad. Un cuento social, ysobre todo un cuento moral. Netflix.

Nocturama

Nunca estrenada en la Argentina, esta película de Bertrand Bonello sobre unos terroristas jóvenes que, tras una serie de atentados con explosivos, se refugian en un shopping de París. Y ahí empieza otra película: cómo se relacionan con productos, con comportamientos de aquellos a quienes en principio detestan, con sus propias taras, con sus propias ansiedades. Y mientras, la ley los va cercando. La película tiene muchísima tela para cortar y discutir (de hecho, generó polémicas en Francia, muy duras) y además es puro suspenso. Netflix.

Más notas de

Leonardo Desposito

El guardaespaldas, una gran película de contrabando

Kevin Costne y Whitney Houston en El Guardaespaldas

El precio de las entradas pesa tanto como el Covid en los cines

Salas vacías, nuevo problema global

Get Back: el evento que salva todo el 2021

Get Back, un milagro del documental

Los Gucci pelean contra La casa Gucci

La casa Gucci

Buen fin de semana en la taquilla global para films aún "en rojo"

Encanto, nuevo éxito de Disney

David Lynch famoso y secreto para descubrir en MUBI

Dumbland, serie animada de David Lynch

El futuro audiovisual ya llegó

La televisión informa lo que sucede en el momento en que sucede. La paradoja de El juego del calamar, la historia de un montón de gente encerrada en un lugar bajo miradas anónimas

Disney+ y HBO Max "compartirán" películas hasta 2022

Disney+ y HBO Max "compartirán" películas hasta 2022

Festival de Mar del Plata: espejo del estado del cine

Festival de Mar del Plata: espejo del estado del cine

La película más taquillera de 2021 podría perder dinero

Sin tiempo para morir, ganadora y perdedora a la vez